Vivir

Las ONG toman medidas para impedir nuevos casos de abusos sexuales

Oxfam Intermón y Médicos Sin Fronteras añaden preguntas específicas en las entrevistas de reclutamiento y agilizan los mecanismos de denuncia

Pablo Tosco/Oxfam Intermón.
photo_cameraPablo Tosco/Oxfam Intermón.

Hace justo un año, un terremoto mediático sacudió la reputación del mundo de las ONG. Salió a la luz que en 2011, directivos de la delegación británica de Oxfam en Haití, habían organizado orgías con prostitutas locales, mientras que Médicos Sin Fronteras hacía público- apenas una semana después del escándalo de Oxfam- 24 casos de abuso o acoso sexual entre sus trabajadores, 6 de ellos en MSF España.

Un escándalo que continuó acrecentándose cuando el periódico británico The Times publicaba que la ONU recogió en un informe oficial jamás revelado que trabajadores de 15 organizaciones internacionales intercambiaban alimentos a cambio de relaciones sexuales en zonas de conflicto.

Aquellos días no fueron fáciles para dos de las organizaciones humanitarias más importantes del sector y que principalmente basan su supervivencia en la credibilidad y reputación de sus nombres.

Nuevos mecanismos...

La gravedad de los hechos y el revuelo mediático que se levantó a su alrededor puso de manifiesto la necesidad de crear nuevos procesos que evitaran una reiteración de estas actuaciones.

En el caso de Oxfam- tal y como ha podido saber ECD- entre estas nuevas herramientas de prevención se encuentra la formación obligatoria para todo el personal en materia de acoso y abuso sexual; charlas periódicas para concienciar e informar a sus trabajadores y la reciente contratación de una responsable de safeguarding, encargada, básicamente, de la prevención y la protección del acoso, el abuso y la explotación en la organización.

Por parte de MSF también existe una prioridad, como primer paso necesario, en materia de concienciación de sus propios empleados, "actualizando las sesiones informativas online y distribuyendo manuales impresos", como confirman fuentes internas.

...y refuerzo de los que ya existían

Ambas organizaciones coinciden en la necesidad de mejorar los elementos que fallaron a la hora de prevenir, investigar y sancionar aquellos escándalos sexuales.

Pilar Orenes, directora adjunta de Oxfam Intermón España, afirma que revisan "continuamente" el sistema por el que circulan las denuncias, para que éste sea "seguro y de confianza".

Además- añade- que en los procesos de reclutamiento, al margen de los test psicotécnicos, han incluido preguntas para "detectar comportamientos específicos".

Cuando ECD solicitó esas preguntas, Oxfam dijo que se distribuyen a lo largo de las entrevistas personales para identificar "los valores que rigen las decisiones" de los solicitantes de empleo.

Preguntas como: "¿Cuál es tu opinión sobre la igualdad de género?" o qué soluciones buscaría el candidato para resolver conflictos específicos, marcan las pautas en la contratación.

En MSF comparten la intención de reforzar los canales de denuncia, aunque su objetivo primordial busca una absoluta "gestión confidencial de los casos denunciados".

Entienden- como cuentan a este diario- que la principal barrera con la que se encuentran es el miedo de las víctimas a denunciar, "ya sea por temor a no ser creídas o a ser estigmatizadas".

Pinchazo de los socios

Aunque en el escándalo de Haití solo estuvieran involucrados trabajadores británicos de Oxfam, la central española se vio afectada en igual medida.

Ha pasado un año y los socios que colaboraban de forma fija han descendido un 7,5%, como la propia organización recoge en su Informe Anual.

"Por supuesto que nos ha afectado" reconoce Pilar Orenes a Confidencial Digital. La organización se resiente sobre todo a nivel participativo, porque "en las donaciones no se ha notado tanto".

Por el otro lado, fuentes de MSF aseguran que no han perdido socios respecto al año pasado y cifran su músculo social al cierre de 2018 en 490.00 personas.

Sin embargo, esto se traduce en un ligero aumento de 3.000 nuevos socios, un número significativamente menor comparándolo con los 34.000 que se unieron a lo largo de 2017.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?