Vivir

Prueba de contraste, anticoagulantes e inmunoglobulinas: los médicos reaccionan a los casos de trombos por vacunación

Los profesionales sanitarios han recibido instrucciones para el diagnóstico, manejo, tratamiento, documentación y notificación de coágulos sanguíneos

España detecta un caso de trombosis de senos venosos a un paciente que había recibido la vacuna AstraZeneca
photo_camera España detecta un caso de trombosis de senos venosos a un paciente que había recibido la vacuna AstraZeneca

Los casos de trombosis aparecidos tras la vacunación con Janssen y AstraZeneca han puesto alerta a los profesionales sanitarios para que vigilen la posible aparición de este efecto secundario.

La Federación de Asociaciones Científico Médicas Españolas considera imprescindible continuar con el seguimiento de la reacción adversa y asegurar la detección de posibles casos, ayudar a que los médicos instauren el tratamiento adecuado y garantizar que todos los casos se documentan y comunican al Sistema Español de Farmacovigilancia correctamente.

Para facilitar el trabajo de los profesionales sanitarios y que los médicos estén alerta a los signos y síntomas de trombosis en pacientes vacunados con Janssen y AstraZeneca les han hecho llegar las instrucciones para el diagnóstico, manejo, tratamiento, documentación y notificación de los casos.

El vídeo del día

López insiste en la necesidad de una ley de pandemias

Síntomas y signos de sospecha

Instan a los médicos a vigilar a los pacientes vacunados en los últimos 3-21 días con Janssen y AstraZeneca si presentan signos o síntomas de sospecha de trombosis.

Subrayan que en los casos de cefaleas es preciso estar atentos a aquellos que presenten vómitos repetidos, crisis elípticas, episodios confusionales, bajo nivel de consciencia y problemas para dormir. En estos casos recomienda practicar una venografía.

Para aquellos que presenten dolor abdominal, que podría acompañarse de náuseas, vómitos, diarrea o fiebre recomiendan realizar una analítica y un examen por imágenes (TC) de la zona.

En caso de pacientes con fuertes dolores en las extremidades sugieren practicar una ecografía venosa y para aquellos con sensación de falta de aire practicar un angio-tc de tórax que consiste en una inyección de medio contraste yodado para la adquisición de imágenes de la zona.

Algoritmo de manejo

Los profesionales sanitarios utilizan un test para determinar el tratamiento más adecuado para los pacientes con trombos en cualquier localización en pacientes vacunados frente al COVID en las últimas tres semanas.

La primera pregunta que deben responder es si existe trombocitopenia inferior a 1500.000/mm3 o al 50% del valor basal. En caso negativo se manejará según la práctica habitual de vigilancia estrecha y controlando la cifra de plaquetas.

En caso positivo se comprobarán los anticuerpos anti-PFA. Si son positivos se sugiere congelar muestra de suero o plasma basal previo al inicio de Igs para estudios a posteriori sobre la capacidad de los anticuerpos del paciente de activar las plaquetas in vitro. Y se aplicará el tratamiento para trombosis VITT (Vaccine-Induced Immune Thrombotic Thrombocytopenia), la inducida por la vacunación.

En caso de anticuerpos negativos se medirá si superan cuatro veces el nivel normal, en caso positivo se identificará como trombosis VITT y se aplicará el tratamiento correspondiente. En caso negativo se buscarán otras causas que expliquen el trombo, en caso de no haber se tratará como trombosis VITT y en caso positivo se manejará según la práctica habitual con vigilancia estrecha.

Tratamiento de trombosis VITT

En caso de detectarse trombos sospechosos de reacción adversa a la vacuna el primer paso que se deberá seguir es la hospitalización con vigilancia estrecha y monitorización de la cifra de plaquetas, lo que deberá ser seguido por un hematólogo con experiencia en trombocitopenia inducida por heparina.

En ausencia de sangrado clínicamente relevante recomienda iniciar tratamiento anticoagulante alternativo a la heparina. Contraindica la transfusión de plaquetas salvo que exista sangrado clínicamente relevante o necesidad de un procedimiento invasivo con alto riesgo de sangrado.

Por último, sugieren asociar el tratamiento con inmunoglobulinas o plasmaféresis y en caso de sangrado administrar concentrado de fribrinógeno

Documentación y registro

Los profesionales sanitarios deberán notificar a la mayor brevedad cualquier sospecha de caso. Deberán recoger también el caso completo en los registros específicos llevados a cabo por las sociedades científicas a nivel español y europeo

Con el fin de notificar de la forma más completa posible el caso sospechoso, se recomienda adjunta la siguiente información, siempre que esté disponible como datos del paciente la edad y el sexo.

Se apuntará si hay ingreso o no hospitalario y en qué fecha. Sobre el medicamento se tomará nota de la vacuna y las fechas en las que se le administraron las dosis, antecedentes de COVID incluyendo prueba diagnóstica, resultado, fecha del resultado y técnica diagnóstica. También se escribirá si el paciente tomaba otra medicación al momento del diagnóstico de la trombosis como anticonceptivos, anticoagulantes o antiagregantes.

Por último, sobre los acontecimientos adversos se apuntarán: descripción, fecha de inicio, de fin y desenlace. Se deberá notificar la localización de la trombosis, con qué método se detectó, el nivel de plaquetas y anticuerpos, antecedentes familiares relevantes y el tratamiento administrado y con qué fecha.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable