La España Profunda

Blog

Rajoy y Aznar como jarrones chinos

José María Aznar y Felipe González
photo_camera José María Aznar y Felipe González

La expresión se le atribuye a Felipe González que, como veterano ex presidente del Gobierno de España, tiene experiencia en la materia. Él dijo aquello de:

-- “Para mí, los ex presidentes son como grandes jarrones chinos en apartamentos pequeños. Se supone que tienen valor y nadie se atreve a tirarlos a la basura, pero en realidad estorban en todas partes. (...)  Nadie sabe bien dónde ponerlos y todos albergan la secreta esperanza de que, por fin, algún día un niño travieso le dé un codazo y lo haga añicos”.

El propio Felipe González ha ejercido de pepito grillo, incómodo y lenguaraz, en el PSOE de Pedro Sánchez. Pero después llegó José Luis Rodríguez Zapatero y superó a su predecesor hasta provocar varios dolores de cabeza a los socialistas.

ZP estuvo varios años de perfil bajo. Ni sus regulares visitas al Consejo de Estado fueron noticia. Cuando abandonó la Moncloa optó por una vida discreta y reservada. Y en eso estaba hasta que repentinamente decidió volver a la actividad política.

Primero marchó a Cuba para reunirse con Raúl Castro y solicitar una moratoria sobre la pena de muerte. Fue un desplante en toda regla al gobierno español, que acababa de recibir una afrenta por parte del líder comunista.

Después viajó al Sáhara occidental para participar en un foro que Marruecos organizaba en la ciudad de Dajla. La Unión Africana había pedido cancelar esta cita por celebrarse en territorio ocupado. Ni caso.

Y por último llegó su implicación en la crisis de Venezuela, actuando de mediador entre Maduro y la oposición. El Gobierno Sánchez ha llegado a filtrar su desmarque de esos movimientos que en absoluto comparte. Los considera una torpeza.

Pues bien. Pablo Casado acaba de estrenarse en este nuevo cometido: la gestión de esos dos preciosos jarrones chinos llamados Mariano Rajoy y José María Aznar. Su piso presidencial es todavía una solución habitacional discreta, modesta, de poquitos metros cuadrados. Se encuentra en la oposición y sin importantes plazas como Madrid o Valencia donde gobernó el PP durante años. No hay mucho espacio y debe medir bien dónde coloca cada objeto.

Por lo pronto, les ha cursado invitación para la Convención Nacional del partido que tendrá lugar el próximo fin de semana. Pero Rajoy y Aznar acudirán en días distintos. Estos jarrones no se tragan, la relación entre ellos está rota. Por si fuera poco el equilibrio…

Más en twitter: @javierfumero

 
Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?