Confidencialmente

Blog

¿Cuál es la verdad de la cancelación del Mobile?

Mobile World Congress.
photo_camera Mobile World Congress.

De nada ha servido que el Gobierno de la nación (dos vicepresidentes incluidos) lanzara un mensaje de confianza; que el ministro de Sanidad afirmara que España cuenta con todos los mecanismos de prevención; que la Generalitat saliera a la palestra para ofrecer las máximas garantías; que la alcaldesa de Barcelona afirmara que, si creyeran que existía el menor riesgo, ya lo habrían anulado... Tan aparatosa movilización, para nada.

Tal cúmulo de esfuerzos han resultado inútiles, y finalmente el Mobile World Congress de Barcelona ha quedado suspendido de forma irremediable. Incluso se ha descartado la opción de atrasarlo a junio.

Todo comenzó con el aviso de la coreana LG de que renunciaba a viajar a Barcelona por temor al contagio de coronavirus, seguido por un goteo de cancelaciones que se fue acelerando día a día, a los que finalmente su sumaron grandes operadores europeos como Deutsche Telekom, Vodafone y British Telecom.

La explicación oficial de la GSMA es que "ha resultado imposible realizar este evento por razones de fuerza mayores. Las prioridades han sido salud y seguridad".

¿Es que de verdad existían problemas de salud? ¿Cuáles? ¿Y de seguridad?

Con todas las garantías ofrecidas por el mismísimo Estado español ¿es que no nos han creído? ¿Es que no se fían de España? ¿Hay algo más detrás?

Esa última pregunta parece relevante porque, al mismo tiempo que las grandes compañías iban renunciando al Mobile de Barcelona, esa firmas se encontraban presentes en grandes ferias internacionales semejantes, como ha ocurrido con la celebración del Mobile holandés.

¿Qué ha ocurrido realmente? La vicepresidenta Carmen Calvo ha proclamado que "por razones sanitarias no es". ¿Entonces?

No falta quien habla, no de riesgo real, sino de psicosis. De un brote de miedo. Miedo de las firmas participantes a que, por viajar a Barcelona, alguno de sus empleados se viera contagiado y, más aún, que a continuación importara el virus al país de procedencia. Para esas empresas se trataría de un riesgo reputacional. Pero, ¿y la estancia en Holanda?

A propósito de miedo, solo una vez salió alguien a los medios diciendo que existía un riesgo cierto en el Mobile. Con que solamente uno de los de cien mil asistentes estuviera infectado, contagiaría sobre la marcha a centenares de personas, pero no se sabría hasta pasados quince días, es decir, cuando los portadores del virus ya se hubieran ido a sus países, convertidos a su vez en agentes propagadores, con lo que la situación se habría convertido en incontrolable a nivel mundial. Eso afirmó un especialista.

El resto de instancias se han mantenido en que no existía peligro, y hasta la OMS no ha dictado ninguna instrucción concreta sobre limitación de movimientos, cierre de fronteras o cosas semejantes.

¿Había o no había riesgo de coronavirus? Y, si no, ¿qué se esconde detrás de la cancelación del Mobile, una feria que Barcelona 'robó' en su día a Cannes?

Desde algunos entornos gubernamentales se sugieren "otros motivos". ¿Alguien podría aclarar cuáles pueden ser?

[email protected]

Más en Twitter

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes