Confidencialmente
José Apezarena Editor de Confidencial Digital

Blog

Salvador Illa no, Salvador Sánchez

Pedro Sánchez visita Hersill
photo_camera Pedro Sánchez visita Hersill

María Antonieta nunca dijo, en vísperas de la Revolución Francesa, cuando le advirtieron de que el pueblo no tenía pan o no podía comprarlo, la frase famosa: «Si no tienen pan, que coman pasteles».

Es una de las falsedades históricas que denuncia un libro del profesor Mathew Fraser (In Truth: A History of Lies from Ancient Rome to Modern America) que recopila algunas de las mentiras más convenientes de la historia

Dice Fraser que, en el caso de Maria Antonieta, la calumnia funcionó, porque se acomodaba bien a un prejuicio colectivo: el de los franceses que, pasada la Revolución, no podían asumir que hubieran ejecutado a los reyes de una manera indecente, así que cubrieron de porquería su memoria para apagar cualquier remordimiento.

Comenta todo esto Paco Sánchez, en su columna de La Voz de Galicia, para hablar de las noticias falsas y de la tendencia a creer aquellas que coinciden con lo que pensamos, y de rechazar las que van en contra. Pero hay que saber mentir, añade. Y cita la frase de un amigo suyo: “Si mientes, miente con dos decimales”.

En ese contexto de la mentira, se refiere a continuación a Iván Redondo, el todopoderoso director del gabinete del presidente, creador y diseñador de las campañas de imagen de este Gobierno, y a su afirmación de este fin de semana sobre la gestión de la pandemia: “Con la información disponible, es difícil hacerlo mejor”.

Desde aquí lanzo un aviso al personal: empiezan las campañas mediáticas del Gobierno para “vender el éxito” conseguido con el coronavirus. Empieza la fase de “explotación del éxito”.

Lo ha inaugurado el mismísimo Pedro Sánchez, que, en su última comparecencia, ha afirmado que él, bueno, el Gobierno ha “salvado” la vida a 450.000 personas. ¡Toma castaña! ¡Qué agradecidos tenemos que estar a nuestro salvador!

No hace mucho auguré que el presidente volverá a ganar las próximas elecciones, porque la ciudadanía tendrá la sensación de que ha logrado sobrevivir a una terrible amenaza “gracias” al trabajo del Gobierno. No pensarán otra cosa. Y menos aún cuando se active a tope la propaganda.

Así que, dominados por el alivio de verse salvados, atribuirán el éxito al “protagonista” de la hazaña (Pedro Sánchez), olvidando absolutamente la incompetencia, los malos momentos sufridos, los graves errores cometidos, los miles de fallecidos y contagiados, la ausencia de previsión, la falta de material sanitario, las contradicciones, las rectificaciones, las divisiones internas, la falta de mascarillas, la compra de tests inútiles, las manifestaciones del 8-M… todo.

El vídeo del día

PP asegura que la ‘Ley Celáa’ “nace muerta”.

Concluirán, agradecidos, que siguen (seguimos) vivos gracias a Pedro Sánchez.

¿Salvador Illa? No, Salvador Sánchez.

Postdata: No digan que no he avisado.

[email protected]

Más en Twitter

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?