Jueves 14/12/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Un ultra del Pontevedra

Lo encontré en un mensaje de Twitter y no pude menos que retuitearlo. Era un comentario sobre la agresión sufrida por Mariano Rajoy en su tierra y sobre el protagonista de la fechoría.

El mensaje venía a decir: Si el atacante hubiera sido de derechas, habría sido presentado como tal y con tintes terribles. Como proviene de la izquierda, lo reducen a "un hincha del Pontevedra".

Aunque no lo citaba expresamente, el escrito escondía una crítica directa al diario El País, que en su edición de ayer ofreció este revelador titular sobre la agresión a Mariano Rajoy: "Un ultra del Pontevedra, autor del puñetazo".

El periódico de Prisa detallaba que el muchacho "pertenece a Mocidade Granate, un grupo de hooligans del Pontevedra no excesivamente violento". Nada más, Nada de su autodefinición como "antifascista", de sus relaciones con movimientos de izquierda, con el galleguismo radical y con las Mareas vinculadas a Podemos.

Ese enfoque de El País contrastaba, por ejemplo, con el titular de El Mundo que, abriendo portada y a cuatro columnas, decía: "Un joven de extrema izquierda agrede a Rajoy en plena calle".

Estos detalles, aparentemente menores, en realidad desvelan ocultas intenciones editoriales y, ¿por qué no?, hasta voluntad de manipular.

Y, siguiendo con Twitter, estoy de acuerdo con lo que escribía Vicente Lozano, un conocido periodista de El Mundo, que también retuiteé. Hablando del agresor de Pontevedra y de las imágenes publicadas por los periódicos, dice así: "¿Por qué pixelar la cara de quien tiene un perfil público en Facebook y Twitter? La ley ha quedado obsoleta".

Es verdad. La actual legislación no sirve. Si un muchacho lanza a las redes sociales sus fotografías, sin ninguna restricción, ¿qué sentido tiene después ocultar el rostro en los medios informativos?

Un último comentario. Patética la reacción de los padres del susodicho. No lo han pensado bien. Dicen que están dispuestos a demandar a los medios que han difundido la identidad de su hijo. A la vista de lo que ha ocurrido, ¿esa es su principal preocupación?

editor@elconfidencialdigital.com

Twitter: @JoseApezarena


    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Sobre el autor...

José Apezarena

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·