Miércoles 22/11/2017. Actualizado 03:42h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Admiro a esta Reina

Doña Sofía cumplió años el pasado viernes, día 2 de noviembre. Celebró su 72 aniversario sin hacer ruido, en la intimidad, junto a su familia, como suele ser habitual en ella. Avanzo aquí tres reflexiones sobre su figura.

La Reina llegó a España en 1962. O lo que es lo mismo: lleva 50 años en nuestro país. Si algo llama la atención de este largo periodo entre los españoles es su amor a nuestro país. Desde su discreción, su prudencia, su saber estar, ha demostrado muchas veces esa cercanía a este pueblo de adopción. No es nada común.

Me asombra, en segundo lugar, su señorío. Creo que no es fácil ocupar un puesto de tanta visibilidad, un espacio de tanta relevancia, y salir incólume de la prueba. Doña Sofía lo ha conseguido, nadie lo puede negar.

Y con todo, la Reina no ha sido una figura hierática. No ha superado la reválida de la imagen pública por incomparecencia.

La Reina ha estado en todos los fregados, principalmente en las grandes tragedias de este país. La hemos visto conmoverse, festejar sinceramente los triunfos del país, preocuparse ante desafíos de difícil digestión…

Ha sido una ‘madre’ cercana, sin ostentación, sin buscar gestos gratuitos sino mostrando una sincera solidaridad. Eso no se puede disimular. O se quiere o el postizo acaba por delatarle a uno. No ha sido el caso.

Quizás por eso, creo que esta Reina está –de algún modo u otro- en el corazón de todos los españoles.

Más en twitter: @javierfumero

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
Etiquetas

Sobre el autor...

Javier Fumero

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·