Domingo 25/02/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La operación Junqueras

Ha tenido un gran seguimiento la exclusiva publicada este miércoles por ECD sobre la llamada ‘operación Junqueras’, un movimiento que pretende convertir al encarcelado líder de ERC en presidente de Cataluña.

Este jueves los medios comenzaban a hacerse eco del plan, orquestado desde las filas independentistas. Pero no sólo. De hecho, ha llamado mucho la atención lo que se contaba en estas páginas: Soraya Sáenz de Santamaría impulsa en primera persona esta opción.

Ha sondeado a los partidos constitucionalistas, les ha explicado que se trata de un “mal menor”, de la alternativa menos dañina para España, de un pequeño paso que permitiría comenzar a desactivar el independentismo.

Esto no ha sentado nada bien a muchos votantes del PP. Lo consideran una traición en toda regla, una bajada de pantalones impropia del partido de Rajoy. ¿Por qué actúa así Soraya?

El PP explora con esta estrategia un par de escenarios que le benefician:

1. Busca una enfrentamiento a cara de perro entre los independentistas. Alimentando el fuego de Junqueras, logra prender la mecha de Junts per Catalunya. El choque entre estas dos almas puede saldarse con una división beneficiosa para la causa contra el soberanismo. Divide y vencerás.

2. Busca el desgaste de Ciudadanos. El PP teme como a un nublado el ascenso de su máximo rival político. Si al final triunfa Junqueras y acaba gobernando Cataluña un presidente de ERC algo más moderado que Puigdemont (aunque eso habrá que verlo), Ciudadanos acabaría en la oposición. Es decir, asumiendo todo el desgaste que supone ser irrelevante pese a haber ganado unas elecciones.

Por lo pronto, Junqueras se ha empezado a mover en esta misma dirección. Ha tomado nota de la escasa disposición de Puigdemont a pisar suelo español y acabar en la cárcel. Y ha dicho que entonces, ojito: le corresponde a él presentar candidatura.

Otro dato interesante es el posicionamiento del Podemos catalán. Catalunya en Comú-Podem, la candidatura que lideró Xavier Domènech en las últimas elecciones, ha movido ficha dejando claras dos cosas: a) no apoyarán nunca a Inés Arrimadas para presidenta de la Generalitat; y b) tampoco van a promover la candidatura de Carles Puigdemont. Los comunes, ha dicho, votarán negativamente en ambos escenarios.

Esta decisión favorece la operación Junqueras que, con el paso de los días, parece ir ganando opciones.

Más en twitter: @javierfumero

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Sobre el autor...

Javier Fumero

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·