Imprimir

Conspiraciones. Rajoy, indignado con la “Operación Mario Monti” liderada por Luis de Guindos

Confidencial Digital | 31 de marzo de 2016

Mariano Rajoy, en el debate de investidura.
Mariano Rajoy, en el debate de investidura.

Mariano Rajoy tiene conocimiento de que dentro del PP hay personas y sectores que desearían que abandonara el liderazgo del partido, algo que en este momento no está dispuesto a hacer. Pero hay dos “conspiraciones” que son las que más le han dolido: la protagonizada por García Margallo y, sobre todo, la “Operación Mario Monti” diseñada por Luis de Guindos.

Fuentes solventes próximas a La Moncloa, a las que ha tenido acceso El Confidencial Digital, confirman que el presidente en funciones ya contaba con que, tras el mal resultado de las generales, con los 123 diputados conseguidos, habría 'movidas' dentro de su partido, pero las dos citadas, que conoce con bastante detalle, son las que más le han indignado.

García Margallo se auto postuló

El primer movimiento que le ha sorprendido y molestado es el gesto de José Manuel García Margallo de auto postularse como posible nuevo presidente del Gobierno. Una actuación que ha enfadado mucho al inquilino de La Moncloa, entre otras cosas porque son amigos desde hace años y le colocó en un cargo de tanta confianza como es el Ministerio de Asuntos Exteriores.

Según confirmaron entonces fuentes de Moncloa, sus comportamientos provocaron desde enero un enfriamiento de la vieja relación de confianza entre ambos, hasta el punto de que Rajoy dejó de convocar a Margallo para pedirle, como hacía antes, opinión sobre asuntos del Gobierno.

Sin embargo, las aguas se han tranquilizado bastante después de que Margallo intentará una marcha atrás, y sobre todo con la visita en persona que realizó a La Moncloa para dar explicaciones, en la que aseguró a Rajoy que no estaba 'conspirando' contra él.

Operación Mario Monti

De acuerdo con las fuentes a las que ha tenido acceso ECD, Mariano Rajoy se siente indignado especialmente por la “Operación Mario Monti” que, según las informaciones que tiene, ha diseñado y dirige Luis de Guindos.

Los datos que han llegado a Moncloa afirman que el ministro de Economía está dispuesto a postularse como futuro presidente del Gobierno en lugar de Rajoy, a imagen de lo que ocurrió en Italia con la designación de Mario Monti, presentada entonces como una salida para resolver la situación de crisis en el país por encima de los partidos, mediante el nombramiento de un ‘técnico’, bien cualificado desde el punto de vista económico.

José Manuel Soria, al frente del PP

La información que le ha llegado Mariano Rajoy incluye la implicación directa en esos movimientos de José Manuel Soria, quien mantiene relaciones privilegiadas de confianza y amistad con el ministro de Economía en funciones.

Según ese diseño, el todavía titular de Industria, líder del PP en Canarias, pasaría a ser el nuevo presidente nacional del Partido Popular, puesto que Luis de Guindos no podría asumir ese cargo al no ser militante del PP. Guindos forma parte del actual Gobierno como independiente.

Buenas relaciones con Europa

La “Operación Mario Monti” se basa principalmente en las relaciones y buena imagen que Luis de Guindos ha conseguido en Europa, dada su presencia constante en los ámbitos comunitarios, sobre todo económicos.

Según las fuentes próximas a Rajoy, el titular de Economía sabe perfectamente esa posición privilegiada que ha logrado en la Unión Europea, y está dispuesto a utilizarla para convertirse en el nuevo presidente del Gobierno de España.

Gestiones ante el rey

Otra de las patas de estos movimientos se sitúa nada menos que en el Palacio de La Zarzuela.

Luis de Guindos podría conseguir que instancias europeas se dirigieran al rey para plantearle discretamente que ‘facilite’ las cosas con vistas a la candidatura de Luis de Guindos, con el argumento de que el país necesita una solución al 'impasse' político en que se encuentra, una situación de parálisis que perjudica económicamente a España pero que también puede castigar la imagen de la Corona como tal.

Después de las generales

La “operación” está diseñada, no para estos meses, sino para después de unas posibles elecciones generales, que tendrían que celebrarse el 26 de junio si fracasa el intento de Pedro Sánchez de conseguir la investidura.

Las previsiones demoscópicas apuntan que esos comicios no resolverán el actual bloqueo político, porque en gran medida se repetirán los resultados del 20-D, con lo que volvería a ser imposible la formación de una mayoría de Gobierno.

En ese momento, a las puertas del verano, se lanzaría la “Operación Mario Monti”, como una salida al callejón en que se encuentre el país. Luis de Guindos hará valer sus contactos en Europa para que desde Bruselas se presione hacia la designación de un presidente ‘técnico’, con prestigio en la gestión económica, que forme un Gobierno de tecnócratas que prepare unas nuevas elecciones para dentro de dos años.

Una operación "con posibilidades"

En los ámbitos próximos a Mariano Rajoy preocupa la “Operación Mario Monti” porque estiman que es una operación que “está bien tirada”. Añaden que se trata de un movimiento que “tiene posibilidades”, y por eso inquieta más.

También consideran que la conspiración es un caso claro de deslealtad con él, cuando no una traición por parte de Luis de Guindos y de José Manuel Soria.

El ministro ha dicho que se va

Personas próximas a Luis de Guindos, con las que ha hablado El Confidencial Digital en relación con estas informaciones, se han limitado a comentar: "El ministro lo que ha dicho es que se va".

Puede ver este artículo en la siguitente dirección https://www.elconfidencialdigital.com/articulo/politica/Conspiraciones-Operacion-Mario-Monti-Guindos/20160330191224080798.html


© 2019 Confidencial Digital

Todos los derechos reservados. Esta información es para el uso exclusivo de los lectores de Confidencial Digital. No está autorizada su difusión ni citando la fuente. Publicaciones Confidenciales. C/Naranjo 3, 1º Dcha 28039 Madrid. Teléfono:  +34 91 445 96 97