Lunes 23/10/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Defensa

Esperanza Aguirre por Pedro Morenés. El ministro quiere abandonar Defensa y la ex presidenta de Madrid tiene grandes apoyos entre altos mandos militares

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Pedro Morenés podría ser, por voluntad propia, uno de los ministros salientes en la primera crisis de Gobierno que haga Mariano Rajoy. Quién ocuparía su hueco es una incógnita, aunque entre altos mandos militares hay un nombre que tiene muchos apoyos: Esperanza Aguirre.

El futuro de Pedro Morenés al frente de Defensa parece, en efecto, tener los días contados. Así lo manejan fuentes extraoficiales del ministerio, lo mismo que mandos de las Fuerzas Armadas consultados por El Confidencial Digital.

Según explican, Morenés “llegó a Defensa con reticencias por su parte, cumpliendo casi un favor al Gobierno”. No tiene ambición política, no necesita hacer carrera, y en realidad nunca se planteó que el ser ministro iba a convertirse en un trabajo para mucho tiempo.

Poner orden en las cuentas

El perfil que buscaba Rajoy para Defensa era el de una persona con currículo en la industria, con conocimiento y aptitud para “poner orden” en las cuentas del ministerio, completamente “desastrosas”: 33.000 millones en deudas, por los pagos pendientes relativos a los Programas de Armamento especiales (submarinos S-80, Eurofighter, fragatas F-100, carros Leopard, helicópteros Tigre…).

Se necesitaba un hombre capaz de renegociar las partidas cuyo pago pudiese esperar, y de emprender reformas internas para conseguir financiación con destino a los programas inaplazables. La situación se ha regularizado gracias a un crédito especial de 1.782 millones de euros –para los pagos urgentes- y con el posible nuevo crédito que baraja el Gobierno, que algunas fuentes valoran en 1.000 millones de euros.

Repliegue de Afganistán

Otro de los grandes desafíos era diseñar, preparar y realizar el repliegue de las tropas españolas desplegadas en Afganistán. Con el calendario ya elaborado y las primeras tropas abandonando el país, ahora es el Estado Mayor de la Defensa el que debe ejecutar los planes.

Fuentes del Gobierno, consultadas por ECD, aseguran que “en todos los aspectos, Morenés ha cumplido su cometido”, y por tanto no sería descartable que pueda ser uno de los ministros que abandonen el Ejecutivo en la primera crisis de Gobierno, que previsiblemente se producirá en vísperas de las elecciones europeas.

Algunas fuentes apuntan que Morenés lo ha admitido así a su entorno. Cumple los 65 años el próximo mes de septiembre, y cuando se encontraba en la actividad privada había expresado su vivo deseo de retirarse al alcanzar la edad de jubilación.

Altos mandos elogian a Aguirre

Ante la eventualidad de un cambio al frente del ministerio de Defensa, El Confidencial Digital ha chequeado a miembros del alto estamento militar español. Y un nombre que ha aparecido con fuerza es el de Esperanza Aguirre.

La propia ex presidente madrileña ha comentado en más de una ocasión que estaría dispuesta a asumir ese ministerio. Lo ha dejado claro en conversaciones con miembros de su partido, a los que también a escuchado ECD, e incluso lo hizo en televisión, cuando aplaudió la decisión de nombrar ministra a Carme Chacón.

Entonces, dijo: “Me parece, como mujer, que está muy bien, que una mujer sea ministra de Defensa. Si ustedes rebuscan en las hemerotecas, en el año 1985 en una entrevista en El País yo dije ‘me gustaría algún día ser ministra de Defensa”, alegando que quería erradicar los estereotipos de que las mujeres sólo podían ir a Servicios Sociales, Medio Ambiente o Educación.

Aguirre sorprendió a la opinión pública en 2009 cuando se declaró muy indignada por la polémica suscitada con la vestimenta de la entonces ministra de Defensa, Carme Chacón, durante la celebración de la Pascua Militar en el Palacio Real. “Me indigna que sea motivo de discusión lo que nos ponemos, cómo nos peinamos, y como nos cortamos el pelo... eso no pasa con los hombres”, dijo entonces.

“Sin pelos en la lengua”

La ex ministra y ex presidenta de la Comunidad de Madrid “cumple el perfil de lo que desean los militares, alguien “sin pelos en la lengua, con mano firme, respetada y que se hace respetar”, afirma un alto mando del Ejército de Tierra.

Otros de los consultados, hablando de más nombres posibles, recuerdan que Esperanza Aguirre “siempre ha tenido mucho trato con militares. Tiene buenos amigos y cumple el perfil”.

Entre la tropa y los suboficiales no tanto acuerdo. Algunos de los consultados hablan con simpatía sobre la ex presidenta, pero otros prevén que, con Aguirre como ministra, “podría aumentar la conflictividad laboral”.

Lo cierto es que Esperanza Aguirre no ha renunciado a seguir en primera línea de la política. Personas de su entorno consideran que su salto a la empresa privada –como ‘head hunter’- es una paso “temporal”, y que está dispuesta a ponerse al frente de un alto cargo político.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·