Miércoles 20/06/2018. Actualizado 10:22h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Defensa

Resurge el pulso por el control de los mares

¿Quién ganaría una guerra naval Estados Unidos-Rusia?

Un vicealmirante de la Armada analiza la operatividad actual de ambas flotas. Los nuevos submarinos Yasen pueden ser determinantes

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Lejos quedan ya los tiempos de la Guerra Fría, en los que tanto Rusia como Estados Unidos se miraban a los ojos a la hora de controlar los mares de todo el planeta. La caída de la URSS otorgó a Estados Unidos el control naval mundial, pero el resurgimiento de la flota del Kremlin podría poner en aprietos a la U.S.Navy. Un vicealmirante de la Armada española analiza la situación actual de ambas flotas.


Imagen del destructor Zumwalt. Imagen del destructor Zumwalt.

“Aún cuando no existe peligro de confrontación próximo para ambas potencias, la realidad es que estamos ante un periodo de resurgimiento de las fuerzas navales, tanto en cantidad de buques como en calidad” asegura el vicealmirante español en la 2ª Reserva Julio Albert Ferrero en un artículo publicado en el último número de la publicación interna de la Armada ‘Cuadernos de Pensamiento Naval’.

El primero paso del análisis del vicealmirante Albert Ferrero es analizar la composición actual de ambas flotas.

 Por la parte americana:

-- 11 portaviones y uno en proyecto.

--14 submarinos balísticos (SSBN), 4 submarinos lanzamisiles (SSGN), 53  submarinos nucleares de ataque (SSN) y 13 en proyecto.

--22 cruceros clase Ticonderoga.

-- 76 destructores, clase Arleigh Burke (cuatro de ellos desplegados en Rota).

--32 fragatas de las clases Freedom e Independence.

--64  corbetas.

--69 patrulleros costeros.

--2 buques de mando.

-- 14 dragaminas.

Por la parte rusa:

--Portaviones Admiral Kuznetsov.

--Un crucero nuclear Pedro el Grande, un crucero nuclear Kirov, un crucero nuclear Admiral Nakhimov, tres cruceros clase Mostka y uno clase Kerch.

--10 destructores clase Sovremeny, 8 destructores clase Udaloy.

--12 fragatas de distintas clases:  Admiral Gorshkov, Krivac, Neustrashimy y Tartars.

— 64 corbetas.

--17 Submarinos balísticos nucleares (SSBN): ocho clase Borey, uno clase Typhoon, seis clase D-IV, dos clase D-III

--Submarinos nucleares lanzamisiles (SSGN): cuatro clase Oscar-III, dos clase Sierra, y en proyecto cinco Severodvinsk (el denominado Proyecto Yasen)

— Quince submarinos de la clase Akula (SSN), quince submarinos (SSN) de la clase Akula I y II, un submarino (SSN) clase Sierra (Barracuda), dos submarinos (SSN) de la clase Sierra, once submarinos (SSK) clase Kilo, ocho submarinos (SSK) clase Scorpene.

Operatividad y despliegue

Para establecer el balance de fuerzas, el autor del artículo analiza la organización de ambas flotas poniendo énfasis en los 10 grupos de ataque en los que se agrupan los portaaviones norteamericanos, frente al único portaaviones que dispone Rusia.

En este sentido, analiza el autor basándose en declaraciones de oficiales rusos, Moscú dio por perdido el control de los mares y océanos del mundo al caer la Unión Soviética. Todo pese a que Rusia está construyendo un nuevo portaaviones, el Shtorn, que podrá transportar 90 aviones y un gran número de misiles de crucero.

Buques ‘invisibles’ vs submarinos ‘mataportaaviones’

Si hay dos elementos a tener en cuenta en ambos bandos ante un hipotético enfrentamiento, estos son los destructores norteamericanos Zumwalt y los futuros submarinos 885M ‘Yasen’ rusos.

En cuanto al primero, considerado a día de hoy el destructor más moderno del mundo, destaca su tecnología y diseño de planos inclinados para desviar los impulsos electromagnéticos de los radares enemigos, lo que le ha valido la calificación de ‘invisible’. Irá equipado además con dos cañones electromagnéticos de 155mm, cuyo principal avance es que son capaces de disparar sin pólvora.

Por la parte rusa, el desarrollo de los submarinos de la clase 885M ‘Yasen’ es una de las grandes esperanzas de Moscú respecto a sus capacidades navales. El arma submarina rusa, tal y como asegura el autor, quedó semi abandonada tras la caída del régimen soviético y sufrió un gran golpe moral con el hundimiento del Kursk.

Pero con la futura puesta en servicio de los ‘Yasen’, la flota submarina rusa puede dar un vuelco a la situación de dominio absoluto norteamericano. Estos buques han conseguido ser “ultrasilenciosos” gracias al recubrimiento de su casco, capaz de absorber los impulsos ultrasónicos de los sonares. De hecho, indica el autor, a los ‘Yasen’ ya se les ha bautizado en la marina norteamericana como los ‘asesinos de portaaviones’ por sus extraordinaria capacidad para esconderse de los radares enemigos.

El resultado de un enfrentamiento entre los Seawolf y el Yasen, los dos submarinos más silenciosos de ambas flotas, se presume “incierto”. “Esto pone de manifiesto que hoy por hoy el submarino ultrasilencioso tiene la ventaja táctica sobre cualquier unidad de superficie”.

Bases americanas frente a bases rusas

Es un criterio indudablemente importante a la hora de determinar la prevalencia de la flota norteamericana frente a la rusa. Según recoge el análisis, la US.Navy dispone de 9 bases territoriales, así como otras 14 repartidas por todo el mundo y otras 51 estaciones de apoyo a la aviación naval.

Por la parte rusa, todas sus bases son territoriales, distribuidas en el océano Ártico, el mar Báltico, el mar Mediterráneo –Tartus, Siria-, el mar Negro –Sebastopol-, el mar Caspio y la base del Pacífico en Vladivostok.

Las conclusiones: victoria aplastante americana, pero…

Puestas en consideración la composición de las flotas, su organización y sus capacidades operativas, el autor concluye que existe una “superioridad táctica y estratégica” manifiesta de la US Navy frente a la flota rusa.

La situación de las bases estratégicas repartidas por todo el mundo y la capacidad naval otorgan a Estados Unidos un valor “de dos a cero” sobre el poder naval ruso. Cuenta para ello con el destructor Zumwalt, el más avanzado que existe en la actualidad, con los grupos de ataque de portaaviones para mantener el control de los océanos mundiales y una Infantería de Marina con gran proyección del poder naval sobre Tierra.

Sin embargo, Rusia guarda en su manga el as de los submarinos Yasen, que “representan un peligro para los portaaviones norteamericanos”.

Puede leer el artículo completo en descargandose el documento (a partir de la página 45).

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··

Lectores El Confidencial Digital

··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··