Domingo 17/12/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Además de un briefing en Moncloa con periodistas extranjeros

De Guindos ha conseguido que los medios anglosajones no enreden con la independencia de Cataluña

Ha mantenido encuentros reservados en Bruselas con corresponsales del New York Times, Wall Street Journal y The Economist

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Ni el New York Times, ni Wall Street Journal, ni Le Monde, ni siquiera The Economist, muy aficionado a entrar en el análisis de conflictos internacionales atípicos, se han posicionado hasta ahora en la línea independentista que defiende la Generalitat.

El presidente del BCE, Mario Draghi, y el ministro de Economía, Luis de Guindos. El presidente del BCE, Mario Draghi, y el ministro de Economía, Luis de Guindos.

Según ha sabido El Confidencial Digital, a través de fuentes conocedoras de estos movimientos, el Gobierno decidió entrar en contacto, a finales de agosto, con la prensa internacional para atajar la intensa campaña de propaganda a favor de la independencia que la Generalitat lleva desplegando desde hace tres años.

En Moncloa inquietan especialmente los medios anglosajones, habitualmente muy críticos con España, ante la repercusión que sus análisis sobre el proceso catalán pudieran tener sobre las decisiones de los grandes inversores extranjeros.

En viajes de Luis de Guindos a Bruselas

Según las fuentes consultadas, uno de los ministros que más se ha volcado en explicar a estas grandes cabeceras la verdadera problemática que se está produciendo en Cataluña ha sido Luis de Guindos, a quien estos medios confieren una gran credibilidad.

La mayoría de los encuentros con corresponsales se han producido en sus últimos viajes a Bruselas, donde les ha reunido en varias ocasiones para garantizarles que los mercados ya dan por descontado que la independencia es irrealizable.

También ha explicado a los periodistas extranjeros que, si los independentistas tienen mayoría en escaños, pero no en votos, no van a conseguir un mínimo apoyo exterior. Los Estados se defienden entre sí y ninguno tiene ningún interés en apoyar una Cataluña independiente y todavía menos sin una mayoría de votos.

Briefing con corresponsales en La Moncloa

Las fuentes a las que ha tenido acceso ECD confirman que La Moncloa realizó también un briefing con la británica BBC y otros medios anglosajones la semana pasada.

Días después, se produjo un hecho que no ha pasado desapercibido para numerosos analistas. Raül Romeva, el cabeza de lista de la candidatura soberanista unitaria Junts pel Sí, sufrió en una entrevista concedida a la cadena británica de televisión BBC. El entrevistador, Stephen Sackur apretó al candidato con preguntas sobre la continuidad o no de Cataluña en la UE en caso de independencia.

Romeva, en efecto, no logró convencer al periodista en el espacio Hardtalk, aunque insistió en que “nadie puede expulsar a Cataluña de la Unión Europea. No pueden echar a 7,2 millones de personas”.

La visión de los corresponsales sobre el proceso

Fuentes en contacto habitual con corresponsales extranjeros explican a ECD que los medios anglosajones no hubieran prestado ninguna atención al proceso catalán de no ser por el referéndum escocés del año pasado, y “ninguna atención es ninguna, salvo la óptica y atención pasajera que se presta a un suceso político atípico”, señalan.

“Lo de Escocia ha dado más relevancia a Cataluña porque ya hay dos fenómenos iguales en Europa”, añaden.

Otro de los aspectos que no entienden fuera de España es cómo llevar a cabo el programa que ha presentado la candidatura independentista Junts pel Sí, sin un referéndum de verdad. “¿No sabemos muy bien cómo lo van a hacer?”, se preguntan.

Ningún pronunciamiento a favor en Europa

Fuentes del Gobierno recuerdan, por otro lado, que la Generalitat “no ha conseguido el pronunciamiento a su favor de ninguna autoridad política ni europea ni internacional, ni de ningún organismo solvente, ni siquiera cultural”. Artur Mas ha fracasado en todos los intentos de conseguir algún respaldo de altas autoridades europeas.

No pasan por alto tampoco que, en sus visitas internacionales, se le ha dado trato de segundo nivel. Nadie le ha dado un espaldarazo más allá de vagos apoyos al “derecho a decidir”.

Tal y cómo se contó en ECD, Exteriores tiene también monitorizados y evaluados en un dossier desde septiembre de 2012, fecha de la primera gran Diada, todos esos esfuerzos diplomáticos por parte de la Generalitat.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·