Sábado 25/11/2017. Actualizado 01:23h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Hay paros convocados durante tres semanas de junio

Los productos españoles salvan a Mercadona, Dia, Carrefour y Lidl de la huelga de estibadores

La apuesta por el ‘made in Spain’ les lleva a recibir solo un 5% de la mercancía por vía marítima. En las Islas Canarias y Baleares, comenzaron hace diez días a aprovisionarse

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La posibilidad de que el colectivo de estibadores incumpla los servicios mínimos o trabaje menos horas por la huelga iniciada este lunes tiene en guardia a los supermercados. El sector de la gran distribución es una de las víctimas colaterales de este conflicto. Pero su apuesta por el producto local les permite capear el temporal.

Supermercado Lidl. Supermercado Lidl.

Según explican a El Confidencial Digital fuentes del sector, las principales compañías de alimentación solo contemplan el peor de los escenarios si se da un bloqueo de los puertos durante alrededor de diez días.

Una posibilidad que ahora ha vuelto convertirse en una amenaza real. Los estibadores han convocado nueve días de huelga tras no haberse llegado a ningún acuerdo entre patronal y sindicatos.

El calendario de paros en los puertos contempla nueve jornadas de paros parciales desde el pasado lunes que, al estar programados en días alternos, se extenderán durante tres semanas de este mes de junio.

Por lo pronto, los estibadores secundaron masivamente la primera jornada de huelga en los puertos, dado que registró un seguimiento de “casi el 100%” de los trabajadores, tal como coincidieron en señalar tanto los sindicatos y Puertos del Estado, y reconoció el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna.

Solo un 5% de la mercancía llega por mar

Sin embargo, según las fuentes consultadas, la apuesta por el ‘made in Spain’ de la mayoría de grandes cadenas de alimentación les lleva a recibir solo un 5% de la mercancía por vía marítima. Un aspecto que está contribuyendo a impedir el desabastecimiento al nutrir los lineales de sus supermercados con productos nacionales.

Así las cosas, Mercadona estima que, sobre la facturación total, más del 80% corresponde a productos españoles y señalan que las importaciones solamente se hacen cuando no son periodos de producción en España, como las naranjas del hemisferio sur fuera de temporada o los corderos en periodos de máxima demanda como Navidad, cuando sus dos interproveedores nacionales no tienen suficiente producción y se adquieren en Italia y Grecia.

El 84% de los proveedores de los supermercados Dia, segunda mayor compañía con una cuota de mercado del 8,6%, son españoles. En 2016, la cadena realizó más del 90% de sus compras a productores locales, según los datos que recoge su memoria.

Por su parte, Carrefour apuesta por los productos locales y regionales, procedentes de las lonjas españolas, y de las explotaciones agrícolas y ganaderas de distintas zonas productoras del país. Esta estrategia se tradujo el pasado año en que el 90% de las adquisiciones se realizaron a empresas españolas, la mayor parte pymes.

Cuenta para esta misión con su filial de compras hortofrutícola, SOCOMO, que durante el pasado ejercicio compró más de 461.000 toneladas a explotaciones agrícolas españolas, destinándose parte de ellas a la exportación. Nueve países como Emiratos Árabes Unidos, Brasil o China reciben producto de la huerta nacional.

La apuesta de Lidl por el producto nacional se traduce en 650 proveedores españoles en 2016, un 8% más que en 2015. Estas empresas cubren el 70% de las 1.900 referencias de la cadena en España.

La empresa alemana compró el año pasado a productores locales por valor de 3.200 millones, un 7% más que el ejercicio anterior, de los que 1.700 fueron destinados a la exportación (+13%). Por ejemplo, Lidl ya solo vende leche española y compró al agro español 1,4 millones de toneladas de fruta y verdura (el 7% de la producción nacional), de las que el 85% salieron de España.

Comenzaron a triplicar los pedidos habituales

En cambio, las grandes cadenas de alimentación sí abastecen por mar a los dos archipiélagos españoles. Una vía de suministro que quedará bloqueada durante las próximas semanas si se mantiene la huelga de estibadores.

La entrada de mercancías básicas, como las que surten a los supermercados de las Islas Canarias y Baleares y mantienen en funcionamiento las empresas turísticas, pasa en un 94% por los puertos.

Por eso, los paros, liderados por el mayor sindicato de estibadores, la Coordinadora Estatal de Trabajadores del Mar tendrán especial incidencia en estos dos territorios.

Ante la crisis que se avecinaba, las grandes cadenas de alimentación comenzaron a tomar medidas diez días antes del paro, triplicando desde entonces los pedidos habituales.

La mercancía desde la Península tarda en llegar a Canarias entre 15 y 20 días. Esa circunstancia ha obligado a disponer de unas grandes plantas logísticas en las islas, mucho más amplias de las que estas mismas cadenas tienen en el territorio peninsular. Pero esto significa también costes altísimos por el precio del suelo y la cantidad de mercancía almacenada.

Agricultura puso en marcha medidas urgentes

Fuentes del Gobierno consultadas por ECD explican que Agricultura decidió también anticiparse a la crisis y ha tomado medidas urgentes para evitar un desabastecimiento total en Canarias y Baleares por la paralización de los puertos.

El Ministerio dio orden de agilizar los controles específicos de entrada de mercancías en ambos archipiélagos, para que pudieran realizar un mayor aprovisionamiento la pasada semana, previa a la huelga.

Estos controles están relacionados con aspectos fitosanitarios y también de orden fiscal, por las ayudas que reciben las importaciones al archipiélago.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·