Lunes 22/01/2018. Actualizado 14:27h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Métodos para aprender a hablar inglés de forma práctica

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Hoy en día nadie se cuestiona que hay que aprender inglés, pero cada vez más gente se plantea si la forma en la que lo hacemos es la correcta.


Brainlang. Brainlang.

Como demuestra el nivel de muchos de los estudiantes del país, el modelo de aprendizaje tradicional, de clases particulares o magistrales se revela cada vez más ineficaz. No faltan servicios que tratan de innovar u ofrecer clases con distintos formatos: visitas a museos, cinefórums, etc. Pero clases, al fin y al cabo.

Lo que empieza a calar entre los alumnos es que, en niveles bajos o intermedios, centrarse en la gramática y el estudio es un error porque, aunque permite comprender la lengua, no hace que se entienda y se hable un idioma.

¿Qué hay que hacer, entonces, para entender y hablar inglés? El mercado ofrece soluciones para aprender inglés mediante la práctica que cada vez tienen más interés entre el público.

Clases de conversación y parejas lingüísticas

Cada vez más personas se centran en aprender “solo lo que importa” y optan por practicar el habla. Así surgen las clases de conversación, con un profesor particular o con un grupo de alumnos charlando sobre un tema solo para practicar. Otra alternativa son las parejas lingüísticas, que suelen ser gratuitas, ya que funcionan como un intercambio en el que en la primera mitad de la sesión se habla en la lengua de uno y en la segunda, en la de otro. Existen multitud de fórmulas, webs y foros en los que encontrar grupos de conversación o pareja lingüística online.

PROBLEMA: Sin un nivel de comprensión adecuado es imposible lograr una retroalimentación correcta. Si la conversación va lenta, el aprendizaje también, así que son métodos muy poco adecuados para el “inglés oxidado”. No hay que tener prisa por hablar y hay que centrarse primero, en la comprensión. Por otro lado, son métodos algo ineficientes en lo que a tiempo se refiere. Solo se practica un par de horas a la semana y en las parejas lingüísticas, la mitad de ese tiempo, porque se dividie entre dos idiomas.

Apps y sistemas para aprender online.

Los que no tienen tiempo suelen recurrir a servicios de todo tipo para aprender inglés online. En este grupo de soluciones hay absolutamente de todo, desde ejercicios gratis de muy poca calidad a grandes empresas de ámbito mundial. Últimamente están muy en boga los sistemas de gamificación, en los que ves tu progreso, recibes puntos, etc.

PROBLEMA: Depende de cada servicio, pero en general, los sistemas de calidad (que, ojo, no tienen por qué ser eficaces) funcionan con el sistema de pago de un gimnasio o una academia: pagas tanto si los usas como si no. Y no olvidemos el gran problema: muchos de estos sistemas online para aprender inglés no son más que los ejercicios tradicionales y repetitivos insertados en una web o una app.

Viajes al extranjero, intercambios, etc.

La verdad por delante, este método para aprender inglés es realmente eficaz: vivir un tiempo en esa lengua es ideal para aprenderla. Para los que puedan permitirse un traslado en el trabajo o un parón en su vida laboral. Esta posibilidad está disponible para jóvenes estudiantes en forma del gran Erasmus. Sin embargo…

PROBLEMA: Sí. Todo el mundo volverá de Gran Bretaña, Irlanda o Australia hablando inglés sin problemas. Pero el viaje puede terminar saliendo muy caro, además de que resultará una experiencia estresante. No olvidemos que, al final, el método se basa en “hablar inglés porque no te queda otra”.

Un sistema de adquisición online

El lenguaje no se aprende, se adquiere. BrainLang se ha propuesto recoger los aciertos de todos y cada uno de estos métodos: el entrenamiento inmersivo de vivir en el extranjero, los temas interesantes, la gamificación, un sistema de recargas de saldo y no de cuotas mensuales etc. Eso sí: lo ha hecho dejando de lado los errores y facilitando a sus usuarios que puedan entender y hablar inglés, sin cursos, sin clases y sin rollos.

Su propuesta es, ni más ni menos que ofrecer una selección diaria de contenidos creados por guionistas y locutores profesionales con los que entrenar el inglés, mejorar la comprensión día a día y, terminar mejorando el habla.



También te puede interesar...

Motor

La crisis hace que las reparaciones del coche sean por cuenta propia Leer

Motor

Manual de Instrucciones. Una lectura muy recomendable Leer

Gadgets

Ripple, la criptomoneda que nació antes que el Bitcoin Leer

Gadgets

Las nuevas tecnologías recuperan juegos de siempre Leer

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··