Lunes 11/12/2017. Actualizado 13:42h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

Nuestra España querida

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Hace dos años que vivo en Francia. Nada más acabar mi Licenciatura de Derecho y Empresariales Internacionales, con destacado nivel académico, me vi forzada a separarme de mi familia y de mi país, España del alma, a causa de la situación económica y política que en ese momento protagonizaba nuestra existencia.

Los malos agüeros y auspicios de hace dos años apuntaban a que la por desgracia famosa, y tantas veces nombrada “crisis”, iba a durar tres, cuatro años; y que poco a poco las medidas de carácter social, político y económico iban a amortiguar y solventar poco a poco la “crisis”.

Confiados, hemos consentido a duras penas, todas las medidas económicas y sociales impuestas, aumentado las obligaciones de todos los españoles y disminuyendo nuestros derechos que tanto nos ha costado obtener.

Lo único que ha conseguido nuestra confianza ha sido un poder político corrupto, guiado por la ansiedad de poder y dinero, por la ambición y el egoísmo. Mientras tanto hay un 60% de jóvenes recién licenciados que deben salir de España porque no hay trabajo, obligados a separase de todo lo que más quieren para forjarse un futuro, nuestras autoridades políticas van a su aire y se carcajean, aprovechando nuestro dinero sin zanjar y solucionar la situación. Dejando a España desnutrida de jóvenes capacitados y bien preparados.

Pero, desde cuando el español es un derrotista y un cobarde? Desde cuando debemos aceptar que todo nuestro estado de derecho, toda fuerza política y todo aquello que nos representa tenga que estar contaminado, descarrilado, podrido?

Esto ya no es “crisis”, es una tomadura de pelo. Esto es una crisis mundial, en la que muchos países se han visto inmersos, y tras adoptar las medidas adecuadas, bajo unas bases de transparencia y humildad, la han superado o se encuentran en el camino.

Soy española y orgullosa de mi país al 100%, y allí donde voy lo demuestro, siempre con mi sonrisa y el encanto que nos destaca. No olvidemos todo lo bueno que tenemos, nuestra tierra, nuestra forma de vida INCOMPARABLE e INIGUALABLE a ningún país europeo, no dejemos en el tintero que España es grande y que el pueblo debe mantenerse unido y enfrentarse sin miedo a todos aquellos que lo quieren destrozar.

Apelo a la no indiferencia, reclamo la reacción popular por algo tan escandaloso como es el robo al pueblo español y el fraude ostentoso y constante en todos los niveles de poder.

Suplico que no perdamos la fe en otras entidades políticas, que, aun siendo no tan conocidas, C's, Eb, UPyD, M+J, CDL, PACMA, P-Lib, etc., pueden sanear la podredumbre en el que nuestro estado se encuentra.

No aceptemos ni una más. Nos están despojando de todo lo que hemos conseguido hasta ahora, solo para obtener la riqueza unos pocos a costa de la pobreza de todos.

Quiero seguir sonriendo y disfrutando todos los días de mi vida, pensando en mi ciudad, en mis gentes, en la alegría de vivir, quiero volver a sufrir atascos en la carretera de Valencia porque nos podamos permitir todos, más de un fin de semana en la playa. Quiero que nos sintamos orgullosos de nuestro país y luchar por todo aquello de lo que nos están despojando.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··