Domingo 22/04/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

¿Español fuera?

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Que harta estoy de que siempre hablan de refuerzo de la lengua valenciana y el motivo en el que se apoyan es que ha estado en inferioridad de condiciones respeto al castellano. No se puede igualar constitucionalmente o poner en el mismo plano una lengua regional a una lengua universal o mejor dicho la lengua española que hablan 550 millones en el mundo. No se puede imponer una lengua regional. Todos en la comunidad valencia tenemos el derecho a conocer el valenciano, os repito el derecho de conocer. No imponer. Es indignante.

Ya han votados tanto los claustros y los consejos escolares en todo los colegios de la comunidad valenciana. Otro año más de dictadura e imposición con la ley de plurilingüismo (imposición de catalán).

El martes 5 de marzo de 2018 tuvo lugar en el colegio CEIP Racó de L’Albir un claustro en el que se habló sobre la nueva Ley 4/2018, de 21 de febrero, por la que se regula y promueve el plurilingüismo en el sistema educativo valenciano. Tras debatir la ley se procedió a unas votaciones para ver el porcentaje de castellano, valenciano e inglés que iba a tener el centro. Tras la votación quedaron empatadas a 16 voto las siguientes dos propuestas:

Opción A

Castellano

Castellano Valenciano

Sociales Naturales

Matemáticas E. Física

40 % Música

Religión/valores

40%

Opción E

Castellano

Castellano Valenciano

Matemáticas Naturales

33,3% Sociales

Música

E. Física

Religión/valores

43%

La Ley 40/2015, de 1 de octubre, de Régimen Jurídico del Sector Público en su art. 19.2 dice que corresponde al presidente, en este caso la directora, dirimir con su voto los empates, a efectos de adoptar acuerdos. Y no se realizó.

Pasados unos días se convocó para el 13 de marzo un nuevo claustro para retomar las votaciones que habían tenido lugar el claustro anteriormente mencionado.

Una vez en el claustro la directora dijo que desde la Consellería de educación le habían transmitido que había que volver a repetir las votaciones. Informó que la opción A votada en el claustro anterior no se podía votar de nuevo porque excedía las horas de castellano que establece la disposición 5 de la Ley de plurilingüismo. Y que el propio programa de Consellería no les dejaba introducir la opción A con esos porcentajes.

Presentaron nuevamente dos propuestas que había que votar que fueron las siguientes:

 

Opción C

Castellano

Castellano Valenciano

Sociales Naturales

Religión/valores Matemáticas

26 % E.Física

Música

53%

 

Opción E

Castellano

Castellano Valenciano

Matemáticas Naturales

33,3% Sociales

Música

E. Física

Religión/valores

43%

Muchos profesores/as mostraron su desacuerdo ante esta nueva votación y estas nuevas opciones. Se procedía a la votación quedando varios votos en blanco, algunos votos para la opción C y otros votos para la opción E resultando ésta última la opción ganadora.

El 14 de marzo de 2018 tuvo lugar un Consejo Escolar Extraordinario donde la directiva del centro presentó su propuesta de proyecto lingüístico. Se procedió a la votación y el resultado fue el siguiente: 7 votos a favor, 9 votos en contra y 4 votos en blanco. Con lo cual no se aprobó. Tumbada otra vez.

El proyecto propuesto no se adecúa a la realidad sociolingüística de nuestro centro, donde la mayoría del alumnado es castellano parlante y gran parte del alumnado es extranjero, de distintas nacionalidades.

Este proyecto pretende aplicarse en el curso 2019/20 a todo el alumnado, con la dificultad que esto implicaría para los alumnos/as.

No se ha cumplido la ley ya que no se ha dejado elegir al centro un programa sino que éste ha venido impuesto por los asesores de la Generalitat y por el programa informático que supuestamente no daba otra opción. Otra vez volvemos a la dictadura de la conselleria. Otra vez volvemos al chantaje y manipulación desde la conselleria. Otra vez los padres se quedan sin voz. Otra vez se decide la conselleria por los padres. ¿Dónde está la democracia?

Mientras todo el mundo quiere aprender el idioma global, en España cada día se discrimina más. Con lo fácil que es dejar elegir libremente la lengua vehicular en educación. Los políticos cada vez nos complican la vida. Al final en vez de estar unida como antes, la sociedad se acabará fracturada, en vez de una sociedad que convivía en paz y armonía. Siempre hay que respetar las lenguas regionales pero nunca se puede igualarlas con la lengua oficial del estado. Espero que los políticos se mojen de una vez y devuelven la libertad y voz a los padres en la educación de nuestros hijos.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·