Viernes 20/10/2017. Actualizado 14:06h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

La reina doña Sofía y César Alierta, entre los españoles que estarán junto a María Dolores de Cospedal en su primera asistencia a la reunión del Grupo Bilderberg

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Grupo Bilderberg, considerado por algunos como el “Gobierno del mundo en la sombra”, se reúne este fin de semana en Saint Moritz (Suiza) con su habitual discreción máxima. María Dolores de Cospedal asistirá por vez primera tras haber sido expresamente invitada, pero con ella estarán otros españoles más habituales.

Los trámites para la invitación a la secretaria general del PP y presidenta electa de Castilla La Mancha, y la confirmación de su asistencia, comenzaron en el mes de febrero, es decir, antes de la campaña de las elecciones autonómicas y municipales del 22 de mayo y de su victoria.

El cónclave del año pasado se celebró en Sitges (España), y entre los invitados estuvo, como suele ser habitual con el presidente del país anfitrión, José Luis Rodríguez Zapatero, que se sometió al ‘examen’ de los líderes mundiales empresariales y políticos (ver noticia).

Tras esa intervención, a la que asistió el estadounidense Zoellick, presidente del Banco Mundial, este organismo dio a conocer, sólo cinco días después, un durísimo informe sobre la economía española, que contenía la mayor crítica a España vertida nunca por el BM, hablando de situación “muy grave” y pidiendo con urgencia reformas del mercado laboral y de las pensiones (ver noticia).

De la reina Sofía a Juan Luis Cebrián

La presencia española en las reuniones del Club es relativamente numerosa, empezando por la asistencia de la reina doña Sofía, un miembro habitual en este tipo de cónclaves, que estuvo en Sitges, y también, el año anterior, en la convocatoria de Atenas. Está confirmada la de César Alierta, presidente de Telefónica.

Suelen ser habituales a las reuniones de Club Bilderberg el ex ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, el secretario general de Presidencia de Gobierno, Bernardino León, y un selecto grupo de empresarios y representantes de los medios de comunicación como José Manuel Entrecanales (Acciona), Juan María Nin (La Caixa), Matías Rodríguez Inciarte (Banco Santander) y Juan Luis Cebrián (Prisa), que es además una especie de ‘delegado’ del Club en España.

Otros que han asistido alguna vez son Esperanza Aguirre, Jaime Carvajal Urquijo (financiero, amigo de juventud del rey, miembro de la Trilateral), Guillermo de la Dehesa (presidente del Instituto de Empresa), Javier Solana, Rodrigo Rato, Juan Antonio Yáñez Barnuevo, Pedro Solbes, Joaquín Almunia, Jordi Pujol, Manuel Fraga, José María Aznar y Narcís Serra.

Ruiz Gallardón y Ana Patricia Botín

El año pasado fueron invitados por vez primera el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, y la entonces presidenta del Banesto, Ana Patricia Botín, hoy consejera delegada de Santander-UK, pero ambos declinaron la invitación.

En el caso del alcalde de Madrid, la invitación partió del propio club, aunque al parecer por mediación de Juan Luis Cebrián, y en el de Ana Patricia Botín, la sugerencia pudo partir de Matías Rodríguez Inciarte.

Según ha sabido El Confidencial Digital, de fuentes cercanas, Ruiz-Gallardón tampoco acudirá este año, entre otras cosas porque el sábado está convocado el acto de toma de posesión como alcalde. En cuanto a Ana Patricia Botín, no se descarta que acuda.

La reina tiene el sillón S

Sobre la presencia de doña Sofía, fuentes próximas a La Zarzuela, consultadas por El Confidencial Digital, confirman que la reina asistió a las sesiones de los años 1991, 1994, 1996, 2001 y 2005, además de las de Atenas (2009) y Sitges (2010). Cuando la princesa Letizia anunció su primer embarazo, de la infanta Leonor (nació en octubre de 2005), doña Sofía, se encontraba en la reunión del Club Bilderberg.

En el libro publicado por Pilar Urbano, la reina califica las reuniones de “apasionantes”. Asegura que allí se “corta mucho bacalao”, y que “se aprende tanto” por la cantidad de personas de renombre y de importancia mundial que asisten a esos encuentros.

“Para mí –añade- son unas reuniones apasionantes. A lo largo de los años, vas conociendo gente muy diversa, bien informada, bien relacionada, cada una con un bagaje formidable en su terreno, en su área o en su país. Allí se juntan personas de muchos mundos: política, finanzas, energía, defensa, comunicaciones, investigación científica... ¡Se aprende tanto!”.

En cuanto al secretismo, asegura que “el secreto es para que cada uno pueda decir con libertad lo que piensa, lo que en un debate le viene a la cabeza, y que eso no se difunda. Pero no es secreto porque estemos conspirando. ¡Nada de conjuras!”. Añade que no toda la información que escucha dentro del grupo se lo comenta al rey, sino sólo las que considera importantes.

El libro de Daniel Estulin afirma que la reina tiene una silla propia, con la letra S que no es la sigla de su nombre, Sofía, sino la de Spain, y tienen similares características las sillas de la reina de Holanda y de Inglaterra.

Máxima seguridad

Las reuniones del Club Bilderberg se celebran en medio de extremas medidas de seguridad, dada la vertiente política de muchos de los participantes, pero también por la condición de personalidades de casi todos ellos.

El país anfitrión se compromete a garantizar un amplio perímetro de seguridad, que en el caso de la reunión de Sitges se extendió en un círculo de siete kilómetros alrededor del hotel. Dentro de ese perímetro sólo pueden penetrar las personas que son residentes en la zona, previamente identificadas. Los periodistas, las cámaras y los micrófonos, están absolutamente prohibidos.

Los encuentros anuales se han desarrollado siempre en un clima de secretismo propio de sociedades más o menos esotéricas, aunque en los últimos años ha salido a la luz repetidas veces, especialmente gracias reportajes aparecidos en la prensa internacional, y al libro de Daniel Estulin. El debate y los acuerdos que se adopten permanecen secretos y oficialmente no han tenido lugar.

Un hotel de lujo

La reunión de 2011 se celebra en el hotel Suvretta House (vea las fotografías al final), en la villa de Saint Moritz (Suiza). Está situado en una de las diez zonas más caras del mundo, según un estudio del portal Financial News. Es uno de los más lujosos que pueden encontrarse en todo el planeta, y con motivo de la reunión del Club Bilderberg, se ha cerrado al público hasta el 25 de junio.

Entre las reglas del hotel se encuentra que los caballeros han de vestir traje oscuro y corbata por las noches. Dispone de ocho salas de reuniones para eventos. Tiene un telesilla en las instalaciones que permite a los huéspedes acceder directamente a la estación de esquí de Suvretta, además de todo tipo de comodidades como un spa, solárium y piscina climatizada.

Dispone de 181 habitaciones de lujo y diez suites. El precio por noche de las suites es de 1.867 euros, mientras que el resto de las  habitaciones está entre los 500 y los 1.000 euros.

Un muy selecto club mundial

Fundado en 1954 por el príncipe holandés Bernardo de Lippe-Biesterfeld para reforzar los lazos entre los países de América del Norte y Europa, celebra reuniones anuales a las que asisten más de un centenar de invitados del ámbito político, económico y de los medios de comunicación, entre ellos algunos de los hombres y mujeres más poderosos del mundo

Los asistentes, unos 130, entre jefes de Estado y de gobierno, ministros de economía, banqueros centrales, economistas, administradores delegados de las principales multinacionales, jefes de Estado Mayor y directores de las redes televisivas y editoriales más importantes de Europa y América del Norte.

Forman parte de este selecto club personajes como Henry Kissinger, Durao Barroso, Hilary Clinton, John Kerry, Bill Gates, George Soros, David Rockefeller o Rupert Murdoch y personajes de casas reales europeas, entre otros miembros de la élite política y económica mundial.

La lista secreta de asistentes

La relación de personalidades invitadas cada año no es publicada. Sin embargo, el sitio Peace Reporter publicó una relación de los presentes en la convocatoria de Atenas. Y de la reunión de Sitges se difundió, sin confirmación, una lista en la que figuraban, entre otros:

Reina Beatriz de Holanda

Reina Sofía de España

Príncipe Felipe de Bélgica

Josef Ackermann (Deutsche Bank)

Keith B. Alexander (General, director de la Agencia de Seguridad Nacional)

Roger Altman (ex secretario del Tesoro con Bill Clinton)

Francisco Pinto Balsemão (ex primer ministro de Portugal)

Carl Bildt (ex primer ministro de Suecia)

Richard Dearlove (ex jefe del Servicio Secreto británico)

Mario Draghi (gobernador del Banco de Italia)

John Elkann Agnelli (Fiat)

Thomas Enders (presidente de Airbus)

Donald Graham (The Washington Post Company)

Jaap De Hoop Scheffer (secretario general de la OTAN).

Henry Kissinger.

Neelie Kroes (comisaria europea)

John Micklethwait (editor jefe de The Economist)

Mathias Nass (editor del diario Die Zeit)

Frederic Oudea (Société Générale)

David Petraeus (general, Estados Unidos)

Romano Prodi (ex primer ministro de Italia y ex presidente de la UE)

David Rockefeller

Jürgen E. Schrempp (DaimlerChrysler)

Peter Sutherland (Goldman Sachs International)

Matti Taneli Vanhanen (ex primer ministro de Finlandia)

Daniel L. Vasella (Novartis AG)

Jeroen van der Veer (Royal Dutch Shell)

Guy Verhofstadt (ex primer ministro de Bélgica)

Paul Volcker

Martin Wolf (Financial Times)

James Wolfensohn (ex presidente del Banco Mundial)

Paul Wolfowitz

Robert Zoellick (president del Banco Mundial)

George A. David (Coca-Cola)

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·