Domingo 22/10/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Así se gestó la dimisión de Bermejo: el viernes, Zapatero comentó a sus íntimos que tenía decidido el cese y que estaba estudiando el momento de ejecutarlo

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La dimisión de Mariano Fernández Bermejo, anunciada este lunes en una rueda de prensa convocada por sorpresa y con urgencia, estaba prácticamente descontada desde el viernes, cuando Zapatero comentó a personas de su entorno que había perdido su confianza.

La salida del hasta ahora ministro de Justicia tuvo el siguiente itinerario, según los datos conocidos por El Confidencial Digital:

-- Inmediatamente después de conocerse la noticia de su cacería en Jaén junto con el juez Baltasar Garzón, Bermejo llamó por teléfono a Zapatero para darle “explicaciones”, tal como se contó en ECD (ver noticia).

-- En el Gobierno y el PSOE, el comportamiento del ministro sentó muy mal, por el escándalo que provocaba entre los ciudadanos, por las repercusiones negativas en el mundo del ecologismo, y también porque, como consecuencia, el Partido Popular conseguía aliviar la difícil situación provocada por los escándalos de corrupción.

-- Los sucesivos datos que se fueron aportando, como ocurrió con las fotografías publicadas por El Mundo, pero también de otros hechos irregulares, como que Bermejo cazó ilegalmente (puesto que no tenía permiso para hacerlo en territorio andaluz), o las cacerías en la finca de ‘Quintos de Mora’, de las que hoy El Confidencial Digital aporta destacadas revelaciones, contribuyeron a incrementar hasta el máximo el enfado del presidente del Gobierno (acceda a la información pinchando aquí).

-- Por si fuera poco, empezaron a surgir voces críticas desde el propio Partido Socialista, como la declaración del canario Jerónimo Saavedra.

-- Las ruedas de prensa y las declaraciones del titular de Justicia no ayudaban nada, ni a clarificar lo sucedido, ni a disminuir la polémica, sino todo lo contrario.

-- La salida se desencadenó el viernes pasado, cuando José Luis Rodríguez Zapatero comentó a personas de su entorno más cercano que Fernández Bermejo tendría que dejar el ministerio.

-- Las palabras concretas y los comentarios del presidente del Gobierno fueron muy descalificadores para la persona del todavía ministro.

-- Zapatero se quejó de que lo nombró porque “me lo habían recomendado porque era una persona muy combativa”.

-- Quedaba pendiente la decisión de cuándo proceder a la destitución.

-- Zapatero estaba considerando los tiempos, ya que con esa medida no quería dar bazas al PP (Rajoy estuvo todo el fin de semana repitiendo: “Son las… horas del… y el presidente del Gobierno aún no ha cesado al ministro de Justicia”), pero sobre todo no deseaba que la salida “diera la razón” a los jueces y a sus movilizaciones y la huelga convocada.

-- El comentario del presidente de ese viernes trascendió a otros ámbitos políticos y periodísticos. El sábado, tanto El País como La Vanguardia abrían portada diciendo que La Moncloa había “perdido la confianza” en Fernández Bermejo, y pronosticando por tanto una próxima salida.

-- Altos cargos socialistas percibieran que se había “levantado la veda” sobre su compañero de partido, y en las últimas horas se escucharon duras descalificaciones hacia Bermejo por parte de Patxi López, José Bono y otros.

-- El propio Fernández Bermejo se dio cuenta de cuál era la situación, y de que en el Gobierno y en el PSOE le habían dejado completamente solo.

-- Cuando, a media mañana del lunes, desde Justicia se anunció la convocatoria urgente de una rueda de prensa del ministro, en casi todos los medios se intuyó lo que iba a anunciarse: Fernández Bermejo presentó la dimisión.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·