Domingo 19/11/2017. Actualizado 11:46h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

El Combatiente del Futuro (ComFut) está ya listo. El Ejército culmina en mayo las pruebas del equipo y armamento, que se están haciendo en la Academia de Infantería, y EADS espera respuesta en junio

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El programa ComFut (Combatiente del Futuro), dirigido a diseñar el nuevo uniforme, equipo y armamento de los soldados españoles, ha entrado en la recta final. Las empresas que participan en el programa, sobre todo EADS e Indra, esperan los informes de conclusiones antes de junio. En ese momento, Defensa deberá decir si compra los equipos.

El proyecto ComFut lleva casi quince años en marcha, entre fases preparatorias, primeras dotaciones, modificaciones y adaptación a las nuevas necesidades del Ejército español –vea aquí la noticia-. Pero en estas semanas se están produciendo avances muy significativos, que sitúan al programa en su recta final.

Fuentes de EADS consultadas por El Confidencial Digital aseguran que “de aquí a final de mayo se estarán realizando las últimas pruebas”. Tan es así, que en junio “el comprador –es decir, Defensa- debería dar una respuesta para aceptar y adquirir el programa”.

En estos días, según ha confirmado ECD en fuentes militares, también se están haciendo las últimas pruebas de los sistemas que utiliza el ComFut. Por ejemplo, el láser “se está analizando a conciencia en el Instituto Tecnológico del Ejército, La Marañosa”, situado en la madrileña localidad de San Martín de la Vega.

Otros componentes afrontan la recta final en la Academia de Infantería de Toledo, sede de todo el programa. En estas instalaciones militares hay una oficina encargada exclusivamente de dar forma al combatiente del futuro, aplicando las últimas tecnologías de la información y los nuevos materiales al ‘campo de batalla’.

El objetivo del programa es conseguir un combatiente individual de última generación, que, integrado dentro de un equipo o pelotón, sea capaz de hacer frente a futuros objetivos y sobrevivir en un entorno de guerra en red.

El sistema ComFut se divide en siete subsistemas: armamento, fuente de alimentación, eficacia de fuego (EFU), información y comunicación (SIC), supervivencia, sostenimiento y preparación.

Las empresas participantes en el proyecto, EADS, Indra, Amopack, GMV, Iturri y Fedur, facilitaron al Ejército a finales de 2007 los primeros 12 sistemas individuales, sobre los que se han ido haciendo pruebas y modificaciones para solventar fallos y defectos.

Si Defensa da el visto bueno en la fecha prevista, a mediados de este año, ya en 2011 se podría contar con un primer lote de 3.000 sistemas. En la segunda fase de producción, EADS Defence and Security España proporcionaría otros 6.000 sistemas.

Los responsables del proyecto en la Academia de Infantería de Toledo estiman que el precio de cada equipo completo oscila entre los 16.000 y los 20.000 euros, aunque son cifras sin confirmar.

A partir del 2015 está prevista la convergencia en un combatiente europeo de los nueve países que integran el programa Combat Equipment Dismounted Soldier (CEDS), planeado por la Agencia Europea de Armamento (EDA). Se trata de Alemania, Austria, España, Finlandia, Francia, Italia, Portugal, Rumanía y Suecia. Actualmente se están armonizando los requisitos mostrados por cada uno de ellos.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·