Domingo 25/02/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Se enfría la relación entre García-Margallo y Méndez de Vigo en Exteriores. Han surgido algunas discrepancias, la última a causa del comunicado desmentido por Francia e Italia

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La relación entre el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, y el secretario de Estado para la Unión Europea, Íñigo Méndez de Vigo, no pasa por sus mejores momentos. Algunas discrepancias sobre el trabajo el ministerio de Exteriores tienen la culpa.

Los dos políticos se conocen desde hace tiempo, y han trabajado juntos en el Parlamento Europeo, además de que Méndez de Vigo fue el primer nombramiento que se anunció en el ministerio tras la llegada de Margallo. Prácticamente se supo al mismo tiempo, y juntos prepararon el resto del equipo.

Sin embargo, según ha sabido El Confidencial Digital de fuentes diplomáticas, los meses transcurridos han sido suficientes para que hayan surgido algunas discrepancias, no tanto relacionadas con el fondo de los asuntos como con las formas de trabajar.

El comunicado desmentido

El último roce fue a causa del comunicado emitido por la Oficina de Información Diplomática, a instancias de Méndez de Vigo, en el que se decía que España, Francia e Italia exigían la inmediata ejecución de los acuerdos del Consejo Europeo.

Paris y Roma lo desmintieron, y, aunque a la larga se ha confirmado que estaban en esa línea, entonces perjudicó la imagen del ministerio español de Exteriores y a Margallo no le gustó nada.

Sucede también que el ministro conoce muy bien los temas europeos y, según ha sabido ECD, habitualmente no se apoya en los textos que preparan desde la Secretaría de Estado de la UE, porque tiene sus propios criterios.

Relación con la prensa

Al enfriamiento de las relaciones no es ajena también la existencia de la Dirección General de Diplomacia Pública, en estrecha conexión con el ministro y que encabeza la periodista María Claver.

Desde esa dirección se trata de coordinar los contactos de los altos cargos del ministerio con la prensa, pero no han conseguido que la Secretaría de Estado de la Unión Europea se encuadre en su dispositivo. Méndez de Vigo es amigo desde hace tiempo de muchos periodistas que ahora están en puestos relevantes, y hace su propia política de comunicación.

Aún así, las fuentes consultadas por El Confidencial Digital aseguran que la relación entre Margallo y Méndez de Vigo sigue siendo fluida: ambos han conversado cuando comenzaron a escucharse los primeros rumores de roces, para despejar malentendidos entre ellos.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·