Domingo 25/02/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Se están revisando con lupa las enmiendas

El Gobierno recurre a la ‘ingeniería parlamentaria’ para evitar un ridículo y que las elecciones no se vayan a enero

Hay convocados plenos en el Congreso para la última semana de octubre y cualquier mínimo fallo imposibilitaría celebrarlas el 20-D

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Mariano Rajoy anunció el pasado jueves en Antena 3 que las elecciones generales serán el 20 de diciembre. Moncloa ha dado orden de que todo esté listo para disolver las Cortes Generales el 27 de octubre, pero cualquier mínimo fallo podría retrasar los comicios a enero.

Rajoy entrevistado en Antena 3. Rajoy entrevistado en Antena 3.

Para que se cumpla el anuncio de Rajoy, en efecto, el Congreso de los Diputados y el Senado deberían disolverse el 27 de octubre. Así se cumplirían el calendario estipulado para la convocatoria de elecciones.

La Ley Orgánica 5/1985 (BOE 20-05-1985, reformada por L.O. 13/1994 (BOE 31-03-1994), en desarrollo de la Constitución, establece en su artículo 41 que “la campaña electoral comienza el día 38º posterior a la convocatoria” y que durará 15 días. Las elecciones generales, por tanto, según el artículo 42 de la misma Ley “habrán de celebrarse el día 54º posterior a la convocatoria”, es decir, el 27 de octubre de 2015. 

El problema es que la mesa del Congreso ha fijado plenos para los días 27, 28 y 29 de octubre (martes, miércoles y jueves). Así aparece reflejado en la propia web de la Cámara.

Fuentes cercanas al Ejecutivo a las que ha tenido acceso El Confidencial Digital explican que los plenos deben acabar el mismo 27. Si se prolongan un día más, las elecciones se tendrían que celebrar en enero, probablemente el día 17.

Para evitar el ridículo del Gobierno, el grupo parlamentario está trabajando con los diferentes ministerios para aprobar los Presupuestos Generales del Estado la semana del 19 al 23 de octubre de manera impoluta. Hay convocados plenos los cinco días de la semana. Durante esas jornadas, Moncloa calcula tener cerradas las cuentas, enmiendas incluidas.

Pero sigue habiendo riesgo de que algún fallo pueda echar al traste los planes de Rajoy: “Si hay un error en alguna enmienda, en la redacción por ejemplo, los Presupuestos volverían al Congreso y se podría complicar la disolución de las Cortes”, afirman las fuentes consultadas por ECD.

La solución que se ha tomado es la de revisar con lupa las enmiendas, aseguran desde el hemiciclo, para evitar cualquier problema de última hora. Se está haciendo lo que en el grupo popular llaman ‘ingeniería parlamentaria’.

En el Congreso calcula que, si todo sale como está previsto, el mismo día 27 quede todo listo para disolver las cámaras. Incluso, hay quien apunta que se podría convocar un pleno extraordinario el mismo 26 para evitar echar al traste los planes estratégicos  de Rajoy.

Más de 50 proyectos pendientes

El Gobierno tiene todavía sin aprobar cincuenta proyectos de ley que, probablemente, no pasarán la tramitación parlamentaria en esta legislatura.

El Ejecutivo tiene previsto en el mes de octubre un inusual número de plenos. Ningún mes de ningún periodo de sesiones, de ninguna de las diez legislaturas de la democracia ha tenido doce plenos, como los tiene convocados el Congreso de los Diputados para este mes de octubre.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·