Lunes 11/12/2017. Actualizado 13:42h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Se prepara el ascenso de Teresa Rodríguez y Miguel Urbán

Pablo Iglesias ha pactado con Echenique dar más poder a Izquierda Anticapitalista en Podemos

Aprovechará la Asamblea Ciudadana estatal para colocar en la ejecutiva a más representantes de esta facción, que ha sido clave en su victoria frente a Errejón en Madrid

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Pablo Iglesias ya prepara la Asamblea Ciudadana estatal de Podemos con la tranquilidad de saber que su liderazgo no está en juego. Las victorias de todos sus afines en los procesos autonómicos del partido, frente a las candidaturas errejonistas, le han reforzado ante los críticos. Ahora, su objetivo es premiar a quienes lo han hecho posible.

Pablo Echenique y Pablo Iglesias. Pablo Echenique y Pablo Iglesias.

Según explican a El Confidencial Digital fuentes bien situadas en Podemos, Iglesias lleva tiempo diseñando la Asamblea de la que saldrá la nueva ejecutiva del partido a principios de 2017. Su convocatoria se ha retrasado por los procesos autonómicos, pero una vez concluidos éstos, y con los resultados que han salido de los mismos, “se van a acortar los plazos”.

El líder de la formación morada está en contacto permanente con Pablo Echenique, secretario de Organización y máximo responsable, por tanto, de la realización de éste cónclave. Con él está hablando de los documentos políticos a presentar y la posible reforma del Código Ético del partido pero, además, de la futura composición de la ejecutiva.

Más poder para Izquierda Anticapitalista

Ambos dirigentes han acordado que la cúpula del partido saliente de la Asamblea Ciudadana debe representar la nueva etapa política que emprende Podemos tras ese cónclave, con un discurso más pegado a la calle y menos “institucional”, rompiendo de esa forma la deriva que estaba adoptando el partido después de las elecciones generales.

Así, Echenique ha pedido a Iglesias que los mayores defensores de esa estrategia, los representantes de Izquierda Anticapitalista, tengan más peso orgánico en la nueva ejecutiva. Una reivindicación que, según las fuentes consultadas, viene de lejos y, que por fin, parece que va a ser escuchada por el secretario general.

Iglesias, añaden desde Podemos, ha reconocido ante el responsable de Organización la importancia de esta corriente interna en las victorias de sus afines frente a los errejonistas en las asambleas regionales. En Madrid, por ejemplo, Ramón Espinar se impuso al tándem Irene Montero-Tania Sánchez por tan solo 2.000 votos, los que garantizaron Izquierda Anticapitalista.

Por todo ello, y teniendo en cuenta también el mayor poder territorial de esta corriente, Pablo Iglesias ha confirmado a Echenique que IA tendrá más representantes en la nueva ejecutiva nacional.

Se da por hecho, por ejemplo, la entrada en la misma de Miguel Urbán, eurodiputado de Podemos en Bruselas y uno de los impulsores del pacto entre Espinar e Izquierda Anticapitalista en Madrid que dejó sin opciones a la candidatura apoyada por Íñigo Errejón. Además, no se descarta la incorporación de Teresa Rodríguez o de alguien de la máxima confianza de la andaluza.

Los errejonistas, amenazados

Esa mayor cota de poder para los representantes de Izquierda Anticapitalista pone en apuros a los afines a Íñigo Errejón. El actual número dos del partido mantendrá su puesto, pero varios de sus más estrechos colaboradores, con cargo en la ejecutiva, pueden salir en la próxima Asamblea Ciudadana de Podemos.

Es el caso, entre otros, de Sergio Pascual. En enero del año pasado ya fue cesado como secretario de Organización y su permanencia en la cúpula del partido -ahora como miembro del Consejo Ciudadano- no es comprendida por gente muy próxima a Iglesias. Ahora, su derrota frente a Teresa Rodríguez en Andalucía se considera como el preludio de su salida fulminante de la ejecutiva.

En el grupo de los errejonistas, explican las fuentes consultadas, “solo unos pocos” mantendrán sus actuales atribuciones en la nueva ejecutiva. Una de esas excepciones puede ser la de Alberto Montero, que logró imponerse en el proceso interno de Málaga y hacerse con la secretaría de Podemos en esa provincia.

Errejón, además, puede pedir su continuidad e Iglesias está dispuesto a concedérsela para dar la imagen de que en la nueva ejecutiva de Podemos “caben todos”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··