Jueves 24/05/2018. Actualizado 14:54h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

José Blanco fracasó en su intento de impedir la dimisión de Pizarro en Andalucía: le pidió que esperara a las municipales y no le hizo caso. El PSOE prevé una ola de ‘deserciones’

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La dimisión del consejero de Gobernación y Justicia de la Junta de Andalucía ha abierto una profunda grieta en el PSOE. José Blanco se empleó a fondo para que Luis Pizarro reconsiderara su decisión, o al menos no lo anunciara ahora, a sólo mes y medio de las elecciones locales. Y fracasó en los dos intentos.

Pizarro venía avisando desde hace un año de que dimitiría si el delegado de la Junta en Cádiz, su amigo Gabriel Almagro, era destituido. Pese a ello, el Ejecutivo autonómico decidió prescindir de él y en ese momento el consejero transmitió a José Antonio Griñán su renuncia.

El presidente de la Junta contactó inmediatamente con Ferraz para informar de la decisión de Pizarro. Entonces, José Blanco, vicesecretario general y gran controlador del partido, tomó las riendas y telefoneó personalmente al ex consejero.

Según fuentes socialistas consultadas por El Confidencial Digital, las llamadas de Blanco a Pizarro han sido intensas y frecuentes en los últimos días. El ‘número dos’ del PSOE intentó que reconsiderara su decisión, con el argumento de que podía hacer mucho daño al partido en un momento complicado como éste. No logró convencerle.

Pizarro le transmitió que su dimisión era “irrevocable” y que no pensaba dar marcha atrás. Explicó que se marchaba por “diferencias irreconciliables” con la manera de Griñán de dirigir el partido en Andalucía. Las fuentes a las que ha tenido acceso ECD aseguran que Pizarro “no aguanta” al presidente de la Junta.

En el partido se critica con dureza la decisión de Griñán de querer colocar un hombre de su confianza en Cádiz: “No lo entendemos”, aseguran.

Inminente ola de dimisiones

La dimisión ha abierto una profunda fisura en el PSOE andaluz, explican las fuentes socialistas. Hay dirigentes que se han puesto en contacto con Pizarro para expresarle su apoyo.

El problema es que pueden producirse ya, a corto plazo, más dimisiones. A día de hoy, varios delegados provinciales de la Junta de Andalucía están pensando secundar a Luis Pizarro. Las fuentes consultadas por ECD añaden que la diputación de Jaén podría contribuir en los próximos días a aumentar la división de los socialistas andaluces. Es la provincia donde más descontentos hay con la gestión de Griñán.

En Ferraz cuentan que José Blanco tiene un enorme enfado con la dirección regional del PSOE. La federación andaluza es el mayor caladero de votos del partido a nivel nacional: dio a los socialistas 36 diputados en las últimas generales.

El ‘número dos’ no quiere más polémicas (EREs falsos, hijo de Chaves) y ha dado orden de calmar los ánimos en el partido. Sin embargo, la impresión es que aún no se ha pacificado.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··

Lectores El Confidencial Digital

DENUNCIAS DE LOS LECTORES

··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··