Sábado 16/12/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

El PP sería el gran perjudicado

Mónica Oltra negocia con el PSOE una reforma electoral que beneficiará a coaliciones de izquierda

Ha pedido a Ximo Puig que en el nuevo texto se reduzcan las exigencias para tener representación parlamentaria: del 5% de los votos se pasaría a un 3%

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Gobierno bipartito de la Comunidad Valenciana, formado por PSOE y Compromís, va a cumplir en apenas unos meses la mitad de una legislatura con menos sobresaltos de los esperados tras unas duras negociaciones para la investidura de Ximo Puig. Una de las condiciones que puso Oltra para dar su apoyo al socialista vuelve a estar sobre la mesa y amenaza fundamentalmente al PP.

Mónica Oltra, líder de Compromís y vicepresidenta de la Generalitat Valenciana. Mónica Oltra, líder de Compromís y vicepresidenta de la Generalitat Valenciana.

Según explican a El Confidencial Digital fuentes próximas al gobierno valenciano, la líder de Compromís ha rescatado una de sus principales exigencias de cara al llamado Pacto del Botánico que dio la presidencia a Puig. Y esta no es otra que emprender una reforma electoral cuya aplicación tendría lugar ya en 2019.

Más partidos de izquierda en Las Cortes

El principal cambio que se introduciría en la nueva normativa tiene que ver con una reducción de los ratios que se piden ahora para poder tener representación parlamentaria en las Cortes Valencianas.

Así, del actual mínimo del 5% de los votos exigido se pasaría tan solo a un 3%. Una 'rebaja' que daría muchas más opciones a pequeñas coaliciones de izquierda que se presentaron a los anteriores comicios y se quedaron sin escaño o que optaron por integrarse en Compromís para no desaparecer en los próximos cuatro años.

Con esa reforma, Mónica Oltra pretende que su partido tenga un mayor número posible de socios, aunque de ese mismo escenario se beneficiaría un PSOE al que, en la Comunidad Valenciana, no está siendo fácil superar por parte de esta coalición ni por Podemos.

Es precisamente por esta razón por la que Ximo Puig se ha mostrado partidario de hablar de dicha reforma electoral y sacar adelante un acuerdo en los próximos meses.

El socialista, explican las fuentes consultadas, se sabe por encima de Compromís y Podemos y, pese a que la reducción de las exigencias para entrar al Parlament podía hacer que perdiera escaños, no haría peligrar la hegemonía dentro de la izquierda del PSOE de la  Comunidad Valenciana, por lo que conservaría la voz cantante en las negociaciones para formar gobierno.

El PP, principal perjudicado

Otra cosa es el futuro electoral del PP si se confirma la reforma de la actual normativa para los comicios autonómicos.

Según las fuentes consultadas, los populares serían los más perjudicados porque, si bien es cierto que esa reducción del mínimo de votos apenas le restaría escaños, también le impediría crecer en las diferentes circunscripciones y haría aún más complicado volver a aspirar a la mayoría absoluta.

Un escenario, por tanto, que “beneficia a todos menos al PP” y que Ximo Puig puede aprovechar aceptando las condiciones de Oltra.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·