Miércoles 24/01/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Navantia concluye con éxito las primeras pruebas de mar del Buque de Proyección Estratégica (BPE), prepara otras oficiales para noviembre y no se entregará a la Armada hasta abril

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Buque de Proyección Estratégica Juan Carlos I, el que será el mayor buque de la historia de la Armada, ya ha salido recientemente a navegar en mar abierto. Las pruebas de Navantia, armador del BPE, han sido satisfactorias, pero todo apunta a que no se entregará a primeros de 2010 como estaba previsto. Se habla de abril.

Las primeras pruebas de mar estaban previstas para mediados de agosto. Sin embargo, por una avería, se retrasaron hasta el pasado 22 y 23 de septiembre. Durante esos días, Navantia realizó múltiples test  sobre el funcionamiento del BPE. 

El que será el buque más grande de la historia de la Armada española partió del astillero de Ferrol hasta mar abierto. Allí pasó todo el día 22, hizo noche en la ría de Ares y retornó a su base al día siguiente, el 23, ya entrada la noche. “Era imposible meter el barco en el astillero por culpa de las mareas” indica a El Confidencial Digital un portavoz oficial de Navantia. 

Estas pruebas, que se han desarrollado de manera “satisfactoria”, son de carácter interno, en las que "no participa personal de la Armada". Estaba previsto que el BPE saliese de nuevo al mar el pasado día 25, pero la salida no se efectuó porque “no hacía falta, ya se había hecho todo el trabajo” indican a ECD desde el departamento de prensa de Navantia.

La Armada ya prepara sus propias pruebas de mar del BPE, previstas para el mes de noviembre. Para entonces, se espera que el buque pueda navegar con todos sus motores, algo que no pudo hacer en la última experiencia ya que uno de ellos está averiado. Navantia espera recibirlo de la fábrica alemana a principios de 2010. 

El último paso será su entrega a la Armada, que en un principio estaba prevista para 2009, pero por diversos motivos fue retrasándose hasta la primavera de 2010, muy posiblemente en el mes de abril.

El proceso de diseño y construcción del Juan Carlos I ha supuesto una carga de trabajo de más de tres millones de horas –en tareas de producción-, así como de cerca de 800.000 horas en cuestiones de ingeniería. 

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··