Lunes 11/12/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Cospedal está detrás del nombramiento

La dirección del PP impulsó a Isabel Bonig como sucesora de Fabra para frenar a Margallo y Pons

El ministro de Exteriores y el portavoz en Bruselas maniobraban para liderar ellos los cambios del partido en la Comunidad Valenciana. La nueva presidenta tiene interlocución directa con Génova

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Isabel Bonig se convirtió, el pasado miércoles, en la nueva presidenta del PP de la Comunidad Valenciana. La proclamación se realizó en una reunión de la ejecutiva regional presidida por María Dolores de Cospedal. La secretaria general ha avalado personalmente a la sucesora de Alberto Fabra para frenar las maniobras que estaban realizando García-Margallo y González Pons.

Isabel Bonig, junto a Cospedal y Fabra. Isabel Bonig, junto a Cospedal y Fabra.

Según explican a El Confidencial Digital fuentes de la ejecutiva nacional del PP, en Génova 13 existía una gran preocupación por la situación del partido en la Comunidad Valenciana. Dirigentes como Rita Barberá pedían el relevo de Fabra pero éste, después de anunciar su marcha, se mantenía al frente, lo que estaba provocando movimientos a nivel interno.

Las dudas sobre el futuro de los populares en la región también animaron a Esteban Gonález Pons y a José Manuel Garía-Margallo a contactar con el propio Fabra para, según cargos del partido, “liderar ellos el cambio en la dirección regional”. Una aspiración que ambos han mantenido desde la marcha de Francisco Camps.

Génova reacciona

Ante esta situación, la dirección nacional del partido tomó la decisión de no esperar a las elecciones generales para impulsar un cambio en la presidencia del PPCV. Según las fuentes consultadas, en las últimas dos semanas las comunicaciones entre Génova 13 y Fabra han sido intensas, hasta que el ex presidente de la Generalitat decidió dar un paso atrás.

Una vez que Fabra notificó a su ejecutiva que iba a abandonar la presidencia del partido en la Comunidad, el nombre de Isabel Bonig se propuso, desde Madrid, como el de una presidenta de consenso que gustó a dirigentes históricos del PP valenciano, con la ex alcaldesa, Barberá, a la cabeza.

Una gestora hasta el congreso ordinario

Las fuentes consultadas por ECD explican que Bonig, coordinadora del PP de la Comunidad Valenciana hasta hace un mes, siempre ha sido muy bien valorada en Génova. Además, debido al cargo que ha ostentado, ha tenido siempre interlocución directa con la dirección nacional del partido.

El encargo que Génova ha transmitido a la sucesora de Fabra es que actúe como si “dirigiera una gestora” hasta el próximo congreso regional, con el objetivo de evitar unas divisiones internas que amenazaban con romper al partido en la Comunidad Valenciana si no había intervención por parte de la ejecutiva de Madrid.

La situación, explican las fuentes consultadas, era “más difícil que en Madrid”, ya que ahí “al menos gobernamos en la Comunidad y nadie busca mover el sitio a nadie”.En Valencia, sin embargo, “todos querían preparar su asalto a la dirección del partido”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··