Domingo 17/12/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

El pleno de constitución de las Cortes es el día 19

El PP acepta que el PSOE vuelva a presidir el Congreso

Asume que no está en condiciones de imponer un candidato propio y Rivera defiende que no sea el mismo partido el que gobierna y dirija la Cámara

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Después de la victoria en las urnas el pasado domingo, el PP se prepara ya para negociar con el resto de partidos un posible pacto de legislatura. A la vez, también hablará de la composición de la Mesa del Congreso, con la presidencia de la misma en el alero. Los populares asumen que, con los resultados del 26-J, Ciudadanos no la reclamará para ellos, pero sí para el PSOE.

Patxi López fue elegido presidente del Congreso en la votación posterior al 20-D. Patxi López fue elegido presidente del Congreso en la votación posterior al 20-D.

Según explican a El Confidencial Digital dirigentes nacionales del PP, esta misma semana se iniciarán ya las conversaciones con los partidos para dejar cerrada, cuanto antes, la composición de la Mesa del Congreso. La prioridad de los populares es llegar a un acuerdo con Ciudadanos, uno de sus posibles apoyos en la investidura, en paralelo a las negociaciones para formar gobierno.

En ese sentido, las fuentes consultadas no descartan que incluso pueda entrar en la Mesa un representante del PNV, otro de los posibles socios del PP, aunque eso dependerá de la disposición al diálogo de los diputados vascos. Lo que tienen claro en Moncloa y Génova es que Rivera no permitirá una presidencia popular del Congreso, tal y como pasó después del 20-D.

Volverá a ser del PSOE

Tal y como se informó en estas páginas, la idea del PP antes de las elecciones, cuando las encuestas otorgaban al partido, y también a Ciudadanos, un número de escaños muy similar al de las pasadas generales y vaticinaban el sorpasso de Podemos al PSOE, era que la presidencia del Congreso fuese a parar a C´s.

Los populares daban por hecho que Rivera, de haberse confirmado lo publicado por los estudios demoscópicos, reclamaría para su formación ese cargo, y Rajoy y los suyos estaban de acuerdo en ello. No obstante, con los resultados de los cuatro principales partidos tras el 26-J, el escenario ha cambiado.

El PP sigue sin poder imponer un candidato propio, pero Ciudadanos está ahora menos legitimado para pedir presidir la Cámara. Así las cosas, y teniendo en cuenta que Rivera exige que el partido que gobierna no sea quien esté al frente del Congreso, en Génova se asume que volverá a ser alguien del PSOE el que ostente el cargo.

De esta forma, y si finalmente no entra ningún representante del PNV, se repetiría el reparto de puestos ocurrido tras el 20-D, con el PSOE presidiendo el Congreso y con una vicepresidencia. El PP tendría tres representantes (dos vicepresidencias y un vocal), y Podemos y Ciudadanos dos.

Micaela Navarro, la que más suena

Aunque el PSOE vuelva a obtener la presidencia del Congreso, ésta no recaería en Patxi López. Según las fuentes consultadas, el ex lehendakari se ha autodescartado para ese puesto, asegurando que acabó “calcinado” en los meses que estuvo al frente de la Cámara. Su objetivo ahora, explican desde su entorno, es dedicarse enteramente al partido.

Así las cosas, desde Ferraz ya manejan el nombre de Micaela Navarro, que ocupó la vicepresidencia del Parlamento tras el 20-D.

La figura de la jienense, sin embargo, puede levantar suspicacias en PP y Ciudadanos, al ostentar la presidencia del PSOE. No obstante, la idea de Ferraz es aprovechar la nueva designación de Navarro para acelerar el calendario orgánico del partido y celebrar el congreso nacional cuanto antes, para elegir una nueva ejecutiva.

De esa forma, además, Sánchez dejaría sin apenas margen a sus posibles rivales en ese proceso interno, por lo que, según las fuentes consultadas, la “operación Navarro” beneficiría al actual secretario general.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·