Viernes 20/04/2018. Actualizado 09:57h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Sería un gobierno en minoría con apoyos desde el Parlament

El PP está dispuesto a hacer presidente a Miquel Iceta

Razones: 1) Es constitucionalista. 2) Los Comunes nunca votarían a Arrimadas. 3) Asesta un duro golpe a su principal rival, Ciudadanos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

ERC y Ciudadanos se disputan, a menos de una semana para las elecciones, la victoria en las urnas el 21-D. Pese a ello, Inés Arrimadas tiene prácticamente imposible lograr la investidura, ya que los Comuns de Ada Colau han anunciado que votarán en su contra. Ante esta circunstancia, en el PP empiezan a ver “mejor candidato” al socialista Miquel Iceta.

Iceta, fotografiándose con los populares Millo, Montserrat y Albiol. Iceta, fotografiándose con los populares Millo, Montserrat y Albiol.

El PSC se sitúa, a día de hoy, con una intención de voto por encima del 15% y con la previsión de obtener más de 20 escaños. Pese a ello, esos resultados le dejarían lejos de Ciudadanos, que aspira a superar la barrera de 30 diputados en el Parlament. El escenario, por tanto, sería proclive para Arrimadas, pero en Génova empiezan a asimilar que “el único presidenciable es Iceta”.

Así lo aseguran a El Confidencial Digital dirigentes nacionales del partido, que ven “más que factible” un Govern en minoría del candidato socialista con el apoyo parlamentario de Ciudadanos, el propio PP, y Catalunya en Comú, la marca electoral de Ada Colau y Podemos. Un escenario que “en absoluto sería malo, ni para la estabilidad política, ni para nosotros”.

Los Comunes prefieren a Iceta que nuevas elecciones”

En Génova empiezan a ver con buenos ojos esta posibiliad, que parecía absolutamente “imposible” en los días posteriores a la aplicación del 155. No obstante, señalan las fuentes consultadas, las encuestas electorales y las estrategias particulares de cada partido han provocado que la situación sea, ahora mismo, absolutamente diferente.

En este sentido, en el PP aseguran que los Comunes no se esperaban, hace apenas tres semanas obtener peores resultados que en las elecciones de 2015. Por ese motivo, “ya no se cierran, ni mucho menos, a un pacto con el PSC para evitar nuevas elecciones”.

Así, añaden las mismas fuentes, tanto Colau como Pablo Iglesias tienen muy presente la caída de votos que sufrió Podemos tras forzar la repetición de elecciones generales en 2016. Y ese antecedente, unido a “las coincidencias programáticas” de Iceta y Domènech puede favorecer el voto favorable si fuera necesario de Catalunya en Comú al candidato del PSC.

Los dirigentes populares recuerdan, de hecho, que tanto los socialistas como los comuns apuestan por una Hacienda catalana propia y por indultar a los cargos del antiguo Govern que sean condenados por el procés independentista. Dos propuestas que “de entrada rechazamos, pero que si hay gobierno en Cataluña se pueden hablar”.

Arrimadas y C´s, “en zona de nadie”

Los cargos del PP consultados reconocen, además, que una candidatura de Iceta a la investidura, y su posterior llegada a la Generalitat, dejaría a Inés Arrimadas y a Ciudadanos en una situación más que incómoda: “Primero, se verían obligados a garantizar con su voto un gobierno constitucionalista y, después, a una oposición blanda, justo lo contrario de lo que han hecho estos años”.

Ese nuevo rol de la formación naranja “les dejaría en zona de nadie” y, además, “frenaría en seco” su crecimiento, no solo en Cataluña, sino también a nivel nacional, después de que el último CIS les situara como tercer partido en España, muy cerca del PSOE y arrebatando un gran número de votantes al PP.

Así las cosas, en Génova concluyen que un gobierno de Iceta “no sería una tragedia para nosotros, aunque sí podría serlo para Albert Rivera”.

Un gobierno de técnicos para Cataluña

Estrategias políticas al margen, en el PP aseguran que “gusta” la propuesta de Miquel Iceta de conformar un gobierno de técnicos para Cataluña porque supone poner fin a años de guerra civil entre los dos bloques existentes en la región: el constitucionalista y el independentista.

Así, las fuentes populares consultadas por este diario explican que, ante la situación política por la que atraviesa Cataluña, “es mejor un Govern menos idelologizado”. No obstante, avisan que “la acción de ese gobierno será responsabilidad de todos porque actuará en minoría”.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··