Miércoles 17/01/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Los diputados elegidos ostentarán cargos en el partido

El PSOE se decanta ahora por investir a Rajoy con once “ausencias”

Se evita así que se visualice una división, se respeta la disciplina con un voto en bloque y se le ahorra un mal trago en la tribuna a Antonio Hernando

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El PSOE camina lentamente, dándose tiempo para recuperarse de la guerra interna, hacia una abstención que facilite la investidura de Mariano Rajoy y que deberá decidirse en el próximo Comité Federal, previsto el 23 de octubre. Mientras, altos cargos del partido están debatiendo otra fórmula para minimizar el desgaste en el debate.


Miembros de la gestora del PSOE, con Javier Fernández a la cabeza. Miembros de la gestora del PSOE, con Javier Fernández a la cabeza.

Hasta ahora, el debate en las filas socialistas estaba entre quienes se decantaban por que sea todo el grupo socialista el que se abstenga en bloque y quienes consideraban que bastaría una abstención técnica, con 11 diputados elegidos y sobre los que recaería la responsabilidad de no votar contra el Partido Popular.

Tal y cómo se contó en ECD, la actual gestora del PSOE se inclinaba por defender, de cara a los miembros del Comité Federal y también ante los 85 diputados, una “abstención técnica” de tan solo once parlamentarios, mientras que el resto de representantes del PSOE en la Cámara Baja votan “no”.

Se abre paso la fórmula de las ausencias...

A una semana del decisivo Comité Federal, según ha podido confirmar El Confidencial Digital por fuentes de la dirección del Grupo Parlamentario Socialista, la “fórmula de las ausencias” se abre paso ahora con fuerza como alternativa a esa “abstención técnica”.

Se tiene en cuenta que esa puesta en escena no exige el alzamiento de los diputados cuando sean llamados a votación pública en la investidura. Y precisamente ese es el objetivo de este cambio de criterio: que sirva para escenificar ese voto en bloque que busca la gestora: todos los presentes votan abstención o “no” a Rajoy... y además sin fisuras de cara a la galería.

… para que no se visualice la ruptura

Según las fuentes consultadas, el nuevo planteamiento responde a los temores de la gestora de que se exhiba una fractura el día de la investidura más allá del PSC y de los representantes leales a Sánchez, como César Luena o María González de la Cruz, entre otros, manteniéndose en el “no” a pesar de que el Comité Federal ordene la abstención.

Se citan, por ejemplo, los casos de diputadas como la aragonesa Susana Sumelzo o la jurista Margarita Robles, quienes han dejado claro que no van a moverse del “no”, o al menos que necesitarían razones de mucho peso para virar en sus posiciones.

Desde la gestora ya han advertido a los diputados de que deben cumplir la disciplina de voto. No creen posible que Sánchez se atreva a romper la orden del grupo parlamentario. Consideran que eso sería un paso tan grave que debería conllevar su dimisión y su renuncia al escaño inmediatamente después.

Así las cosas, la actual dirección socialista busca también con esta nueva fórmula ofrecer incluso al ex secretario general la posibilidad de ausentarse del pleno de investidura. De esa manera, además de minimizar el impacto mediático de la ruptura, se lanza un mensaje de unidad porque nadie rompe el mandato del Comité Federal.

Decidir el criterio para elegir a los diputados

Pero las dudas surgen también sobre cómo elegir a esos diputados que van a ausentarse y con qué criterio. Las fuentes socialistas consultadas por ECD confirman que sí se está trabajando ya en la fórmula para elegir a los parlamentarios concretos.

Una de las propuestas que está encima de la mesa es que los protagonistas ostenten un cargo orgánico en el partido, dado que deben ser personas de las que no quepa ninguna duda de que van a cumplir con el mandato.

Facilitar también el viraje a Antonio Hernando

Antonio Hernando deberá defender en el Congreso el cambio de posición del PSOE, cuando él había sido uno de los más acérrimos defensores del “no es no” de Pedro Sánchez.

Una estrategia que, según las fuentes consultadas, persigue también ahorrar un mal trago en la tribuna al portavoz Hernando.

Ninguno de los partidarios del ‘no’, incluido Sánchez, van a romper el mandato del Comité Federal porque éste promoverá que todos voten en contra. Es lo que destacará el presidente del grupo parlamentario en el pleno de investidura, sin mención a los once parlamentarios ausentes. Como si no existieran.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··