Jueves 24/05/2018. Actualizado 14:54h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

El modelo será aprobado en el Comité Federal del 17 al 19 de enero

El PSOE exigirá un 30% de los votos para ganar las primarias

Ferraz da por supuesto que con ese tope habrá segunda vuelta

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

A pocos días de que el Comité Federal del PSOE apruebe la fecha y el modelo de las elecciones primarias, desde Ferraz han deslizado, a través de diversos medios, la posibilidad de que esos comicios internos puedan tener segunda vuelta. La idea de la dirección nacional de los socialistas es que, si ningún candidato obtiene más de un 30% de los votos, se produzca una nueva votación en la que compitan los dos aspirantes con más apoyos.

Óscar López y Alfredo Pérez Rubalcaba. Óscar López y Alfredo Pérez Rubalcaba.

Según ha sabido El Confidencial Digital, Alfredo Pérez Rubalcaba y Óscar López llevan realizando, desde antes de Navidad, llamadas telefónicas a los principales dirigentes del PSOE para informar sobre la posibilidad de que las primarias en el partido puedan tener segunda vuelta en caso de que ninguno de los candidatos pueda imponerse a sus oponentes por un amplio margen.

Aunque el modelo definitivo no se dará a conocer hasta el próximo fin de semana, la idea que manejan ahora el secretario general y el secretario de Organización es exigir un porcentaje mínimo al aspirante más votado para imponerse en las primarias sin la necesidad de acudir a una segunda vuelta con el segundo candidato con más apoyos.

Un mínimo del 30 por ciento de las papeletas

Las fuentes consultadas por este diario explican que, en las previsiones de Ferraz, se calcula que en las elecciones para elegir cabeza de lista del PSOE a las generales de 2015 se presenten “cuatro o más candidatos”.

En base a esa previsión “existe la posibilidad de que el aspirante más apoyado obtenga un porcentaje que sea superior al 25% pero no llegue al 30% de los votos”.

Por ese motivo, para evitar una segunda vuelta en las primarias, el candidato más votado tendrá que superar ese porcentaje: “De cualquier otra manera, se producirá una nueva votación en la que solo habrá dos aspirantes, los dos que hayan obtenido más apoyos en la primera vuelta”.

Objetivo: conseguir un cabeza de lista “con amplia mayoría”

Dirigentes del PSOE a los que ha tenido acceso ECD explican que el objetivo de Rubalcaba y de Óscar López es que las primarias sirvan para “proclamar un candidato a las generales que haya obtenido el respaldo mayoritario de todos los participantes en el proceso”.

En este sentido, las citadas fuentes recuerdan que, en Francia, François Hollande, actual presidente de la República, fue designado líder del Partido Socialista después de obtener el 56,57% de los votos, imponiéndose en segunda vuelta a su más directa rival, Martine Aubry, con el 43,43% de los votos.

En la primera vuelta, Hollande obtuvo el 39% de los votos pero, “al celebrar segunda vuelta, más de un millón de franceses apostaron por él como líder del Partido”. Con ese apoyo “sí estaba legitimado para tomar el timón del nuevo proyecto que le llevó al éxito en las siguientes elecciones”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··

Lectores El Confidencial Digital

DENUNCIAS DE LOS LECTORES

··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··