Sábado 16/12/2017. Actualizado 11:45h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

División en Podemos

Los ‘errejonistas’ culpan a Pablo Iglesias de la ruptura con el PSOE en Castilla-La Mancha

José García Molina, líder regional del partido, es un reconocido ‘pablista’. Con esta medida, paraliza la apuesta por el pacto con los socialistas a nivel nacional

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Podemos ha roto el pacto de gobierno con Emiliano García-Page en Castilla-La Mancha en una decisión que ha vuelto a dividir al partido morado. Pablo Iglesias y Pablo Echenique alaban la medida, mientras que el sector de Íñigo Errejón la critica. Los afines al número dos, además, ven detrás de la maniobra la mano del secretario general.

Pablo Iglesias y José García Molina. Pablo Iglesias y José García Molina.

Según explican a El Confidencial Digital fuentes bien situadas en Podemos, en el seno del partido se asume que, detrás de la decisión de José García Molina, líder regional de la formación en Castilla-La Mancha, está Pablo Iglesias.

Ambos, explican a nivel interno, se conocen desde hace tiempo y el secretario general tiene en el dirigente autonómico a uno de sus principales apoyos. Por ese motivo, añaden, “José ha seguido las tesis de Pablo a nivel nacional en un momento en el que existe un debate sobre la conveniencia o no de un pacto con el PSOE”.

Malestar entre los ‘errejonistas’

La decisión, en todo caso, ha causado un gran malestar entre los afines a Errejón, que acusan a Iglesias de utilizar Castilla-La Mancha para defender sus tesis de ruptura con el PSOE e imponerse a la línea pactista que abandera el número dos del partido.

En ese sentido, las fuentes consultadas aseguran que esta decisión, tomada un día después de las elecciones vascas y gallegas, “confirma que a Iglesias, lejos de preocuparle la división en la izquierda, parece que quiere fomentarla”.

Una estrategia que, a juicio de los ‘errejonistas’, está lastrando al partido en las últimas citas con las urnas y que solo persigue un objetivo: “Imponer las tesis de Iglesias a las de Errejón”.

Page se la estaba jugando”

Pese a no compartir la decisión ni las formas de Molina e Iglesias en Castilla-La Mancha, los afines a Íñigo Errejón reconocen que, con su actitud, Emiliano García-Page estaba tensando las cosas en la región.

En ese sentido, aseguran que el socialista se estaba jugando la continuidad del pacto al hacer oídos sordos a las peticiones de Podemos: “Tanto va el cántaro a la fuente que al final se rompe. No obstante, la ruptura era evitable y es una mala decisión”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·