Viernes 20/10/2017. Actualizado 20:33h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Las primarias están previstas después del verano

Pedro Sánchez se la ‘devuelve’ a Abel Caballero y apuesta por su sobrino en Galicia

Gonzalo Caballero es el candidato del secretario general para liderar el PSdeG. El alcalde de Vigo montó la presentación de Susana Díaz en Madrid

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Abel Caballero no ha querido pronunciarse sobre el perfil que debería tener el próximo líder del partido en Galicia. Pero sí tiene decidido que no va a participar en el congreso regional. Pedro Sánchez le prepara una ‘vendetta’ en ese cónclave por su apoyo incondicional a Susana Díaz en las primarias a la secretaría general del PSOE.

Abel Caballero y Pedro Sánchez, en un mitin del PSOE. Abel Caballero y Pedro Sánchez, en un mitin del PSOE.

Durante el proceso a nivel federal, el alcalde de Vigo se involucró activamente para apoyar a la presidenta de la Junta. Sin embargo, ahora se muestra ajeno a las primarias gallegas, previstas para después del verano: “A mí me da igual lo que decida el PSdeG, me es igual. Lo acepto y punto”, ha declarado en los últimos días.

Caballero también ha precisado que no animará a nadie a presentarse. Ni siquiera ha confirmado si va a votar. “Votaré o no, ya veré lo que hago, depende de quién se presente. No conozco nombres, los que crean que lo van a hacer bien, que se presenten si quieren”, ha explicado.

Gonzalo Caballero, el candidato de Sánchez

Ante este escenario, según ha podido saber El Confidencial Digital por fuentes del PSdeG, Gonzalo Caballero es el candidato de Pedro Sánchez para liderar el partido en Galicia. Le defendió a capa y espada en el terreno más difícil, el que controla su tío Abel. El secretario general electo logró en Pontevedra el 65% de los votos.

El sobrino del alcalde de Vigo es militante socialista desde hace más de 20 años. En 1998, coordinó el grupo de apoyo en Galicia a Josep Borrell en las primarias que ganó contra Joaquín Almunia y actualmente es miembro del Comité Nacional Galego del PSdeG.

Es profesor de Economía Aplicada en la Universidad de Vigo, ha desarrollado proyectos de investigación en distintas universidades americanas, como las de Santa Barbara, Berkeley y Washington.

Ha intentado hasta en dos ocasiones liderar el PSOE en su mayor agrupación en Galicia, la de Vigo, y amagó con presentarse a las primarias del PSdG en 2016 para ser candidato a la Xunta. Como no tuvo apoyos finalmente apoyó a Leiceaga. También intentó liderar el partido en 2009 contra Pachi Vázquez.

Crítico con su tío por su apoyo a Susana Díaz

Hay que destacar que resulta llamativo que sea su propio sobrino el que represente la mayor hostilidad hacia el alcalde más votado de los socialistas en España. Un desencuentro que viene de lejos y que se ha vuelto de poner de manifiesto en las últimas primarias del PSOE.

Si Abel Caballero mostró un apoyo claro y conciso, organizando un acto en Madrid, en favor de Susana Díaz; Gonzalo Caballero se volcó en los preparativos de un evento para respaldar a Pedro Sánchez en Vigo.

Las críticas de Gonzalo Caballero contra su tío y hacia la falta de democracia interna en el PSOE de Vigo, así como su constante petición de impedir la acumulación de cargos de la presidenta de la Diputación de Pontevedra, Carmela Silva, entonces concejala y diputada en el Congreso, le costaron en 2013 el aviso de una apertura de expediente.

Unas elecciones que trajeron otro enfrentamiento entre sobrino y tío. El motivo fueron las listas. Los militantes de la provincia de Pontevedra eligieron una lista y Ferraz, en la anterior etapa de Pedro Sánchez, la cambió de arriba a abajo. Y no solo eso, sino que no hay que pasar por alto ahora, que esas modificaciones acabaron incorporando a Gonzalo Caballero.

En aquel momento, el alcalde explotó y advirtió de que no contasen con él para relegar a Vigo a un papel que consideraba “secundario”. Su presencia en los actos de campaña fue mínima durante las elecciones gallegas.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·