Martes 12/12/2017. Actualizado 13:33h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Pierde fuerza la opción de Soraya

Rajoy y Cifuentes pactan que Pablo Casado sea el candidato al Ayuntamiento de Madrid

La presidenta considera que el vicesecretario recuperará al electorado que se ha fugado a Ciudadanos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Queda cerca de año y medio para las próximas elecciones municipales pero en Génova 13 tienen cada vez más claro que el candidato del PP para el Ayuntamiento de Madrid será Pablo Casado. Su nombre ha salido ya en conversaciones privadas entre Mariano Rajoy y Cristina Cifuentes. Ambos coinciden en que es la persona indicada para recuperar los votos perdidos en 2015.

Pablo Casado, en una rueda de prensa. Pablo Casado, en una rueda de prensa.

Según explican a El Confidencial Digital dirigentes nacionales del PP con interlocución directa con Moncloa, la candidatura del actual vicesecretario de Comunicación está “ya pactada” entre Rajoy y Cifuentes, aunque no se va a anunciar todavía. Ambos coinciden en que Casado es el mejor cabeza de lista posible para recuperar un gobierno municipal considerado “clave”.

En ese sentido, en Génova admiten que lograr de nuevo la alcaldía de Madrid es “una de nuestras máximas prioridades” desde hace tiempo: “Estuvimos al frente del Ayuntamiento durante 24 años seguidos y no podemos permitirnos otro fracaso como el de 2015”. Una consigna que Casado, desde la ejecutiva nacional de hace tres años, “ha interiorizado”.

Rajoy siempre pensó en él...

Tras las últimas elecciones municipales, en las que Esperanza Aguirre solo sacó un escaño más que Manuela Carmena y se quedó muy lejos de la mayoría absoluta, “Rajoy tuvo claro que el PP debía dar un cambio de rumbo en Madrid”.

El presidente, explican desde Génova, “asumió que el partido debía rejuvenecerse en Madrid para cortar la sangría de votantes a Ciudadanos”. Un trasvase de votos que no afectó a una Cifuentes que tenía la etiqueta de “nueva política” pero que fue mortal de necesidad en la capital.

Así las cosas, ya en 2015, Rajoy puso como ejemplo a Pablo Casado de “lo que quería para las elecciones de 2019”. En ese sentido, el presidente “no dijo que tuviera que ser él obligatoriamente, pero sí dejó claro el perfil de candidato que buscaba”.

Esa preferencia de Rajoy situó al propio Casado, “desde el minuto uno”, como potencial elegido. Una etiqueta que “a él nunca le ha asustado” y que desde el propio PP de Madrid ha sido bien vista “desde las bases a la dirección”.

… y Cifuentes le ve el “compañero perfecto”

Cristina Cifuentes, en este sentido, ya ha transmitido a Rajoy que, para ella, Pablo Casado sería “el compañero perfecto” de cara a las elecciones de 2019: él como cabeza de lista al Ayuntamiento y ella misma a la Comunidad.

La presidenta del PP de Madrid es consciente de que el PP, tanto a nivel regional como local, debe recuperar al votante de “centro derecha” clásico del partido. Un sector del electorado que en los últimos años, y por el propio programa de gobierno de Cifuentes, “se ha acercado más a Ciudadanos” en la capital.

Así las cosas, Cifuentes calcula que con la incorporación de Casado, que “sí moviliza a esos votantes”, ella misma saldrá beneficiada en las autonómicas y el PP tendrá opciones reales de recuperar el Ayuntamiento de Madrid. Un análisis que ha compartido con Mariano Rajoy y con el que está de acuerdo el presidente.

Pierde fuerza la opción de Sáenz de Santamaría

Este acuerdo entre Mariano Rajoy y Cristina Cifuentes para impulsar la candidatura de Pablo Casado descarta a Soraya Sáenz de Santamaría como cabeza de lista al Ayuntamiento de Madrid. Una posibilidad que estuvo en la mesa hace apenas unos meses.

Tal y como informó en su día El Confidencial Digital, María Dolores de Cospedal movió el nombre de la actual vicepresidenta del Gobierno como alternativa a Casado. La secretaria general del PP consideraba que si Carmena aspiraba a la reelección, el PP tenía que presentar como candidato a un rival “consolidado en política”. Sáenz de Santamaría responde muy bien a ese perfil.

Ahora, y pese a la más que previsible continuidad de la actual alcaldesa, la dirección nacional del partido ha asumido que Casado dará mayor “contrapeso” a la lista que presente Carmena, ya que en esta ocasión habrá más presencia de representantes de Podemos que en 2015 y el actual vicesecretario de Comunicación ha sido uno de los principales “baluartes” del PP contra la formación morada.

Eso, y “las reticencias” de Sáenz de Santamaría a dejar Moncloa por Madrid, han inclinado la balanza a favor de Pablo Casado.

Casado: “No puedo decir ‘no’ a una propuesta así”

El propio vicesecretario de Comunicación del PP no es ajeno a todos estos movimientos dentro del partido y, según su entorno más próximo, “ya asume que será él” el candidato popular al Ayuntamiento de Madrid.

Pablo Casado, explican las fuentes consultadas, ha reconocido a los suyos que “no puedo decir ‘no’ a una propuesta así”, aunque es consciente de los riesgos que pueden tener para su carrera política unos malos resultados en las municipales. Unos malos resultados que, no obstante, descarta de forma tajante.

A pesar de que en Génova aún no se han encargado encuestas propias para las autonómicas y municipales, el actual diputado por Ávila cree “muy factible” blindar el gobierno municipal con el respaldo de Ciudadanos en la investidura. Un escenario que no fue posible en las elecciones de 2015.

Amigos y compañeros cercanos a Casado aseguran que el vicesecretario de Comunicación es consciente de la “importancia” que tendría para el PP y para su propia trayectoria recuperar el Ayuntamiento de Madrid. No va a “eludir” esa responsabilidad: “Considera que ha llegado el momento de dar un paso al frente”.



·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··