Miércoles 13/12/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

La cumbre Rajoy-Obama ha sido aplazada: no se celebrará este año. Malestar de EEUU con España por la reforma energética y las nuevas relaciones con Cuba

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Todo parecía indicar que la primera cumbre en privado entre Mariano Rajoy y Barack Obama se iba a celebrar en Washington en septiembre. No será así. La celebración de la Asamblea General de la ONU ese mismo mes y el malestar de EEUU con España por la reforma energética y las nuevas relaciones con Cuba han retrasado, sine die, el encuentro.

Según explican a El Confidencial Digital fuentes del Gobierno y del PP, el esperado encuentro entre el presidente español con su homólogo norteamericano “está descartado” para este 2013, debido a las dificultades de agenda de ambos gabinetes y a una serie de ‘roces’ diplomáticos que han imposibilitado fijar una fecha.

A principios de junio, el entonces embajador de Estados Unidos Alan Solomont admitió negociaciones avanzadas entre ambos países para celebrar la esperada reunión en septiembre. Sin embargo, el acuerdo no pudo llegar a concretarse.

Obama no quiere bilaterales antes de la Asamblea de la ONU

Las fuentes consultadas por ECD explican que, desde la administración Obama, nunca se confirmó oficialmente que la cumbre fuera a celebrarse después del verano, tal y como aseguraba el ex embajador norteamericano.

De hecho, al presidente estadounidense “no le gusta nada mantener reuniones bilaterales antes de la Asamblea General de la ONU”, que este año se celebrará a partir del 17 de septiembre. Por lo que “cualquier encuentro en Washington, antes o inmediatamente después de esa cita, es una utopía”.

Desde el Ministerio de Exteriores y desde el PP achacan el erróneo anuncio de Solomont a “la falta de comunicación real” del ex embajador con Obama y su equipo: “Él hacía ver que tenía una interlocución que no existía, ya que el ex embajador solo tenía buenos contactos en Illinois y no en la Casa Blanca”.

Rajoy no podrá acompañar a los Príncipes a Washington

Descartada la cumbre en septiembre, desde el Gobierno empezaron las gestiones para intentar hacer coincidir un encuentro entre Rajoy y Obama con la visita oficial de los Príncipes de Asturias a Washington, en la que trabaja la Casa Real para los meses de octubre o noviembre.

Sin embargo, esa posibilidad también ha sido descartada. La Casa Blanca ha comunicado que el presidente norteamericano prefiere distinguir sus reuniones con ‘jefes de Estado’ con las que mantiene con ‘primeros ministros’ o gobernantes.

Desencuentros por Cuba y la reforma energética

Además de los motivos de agenda y de protocolo que han dificultado el cierre de una fecha, las fuentes consultadas añaden además dos motivos diplomáticos para que la esperada reunión no se vaya a celebrar este año:

-- Polémica por Cuba. Desde el Gobierno y el PP admiten que, desde el pasado mes de enero, Estados Unidos ha trasladado su “malestar” por las nuevas relaciones de la Unión Europea con Cuba, impulsadas por España.

En concreto, causaron una gran indignación a la Administración Obama las palabras pronunciadas en sede comunitaria por el secretario de Estado para Asuntos Exteriores, Gonzalo de Benito, en las que el dirigente español defendió “la evolución positiva en la relación con Cuba” y la necesidad de tener contactos bilaterales, tanto comerciales como políticos, con La Habana.

-- La reforma energética ha indignado a EEUU. Desde hace meses, Estados Unidos ha intentado frenar la reforma energética anunciada por el Gobierno de Rajoy, y que finalmente se ha aprobado hace dos semanas.

Tal y como se contó en estas páginas, Obama envió a Madrid al secretario de Estado de Economía para mitigar los recortes a las empresas norteamericanas que invirtieron en renovables. Ha sido prácticamente en vano. La acción del presidente estadounidense no ha tenido efectos significativos en el texto, lo que ha provocado un cierto distanciamiento entre ambas administraciones.

El ‘caso Bárcenas’ también juega contra el Gobierno

Fuentes bien situadas en el Ministerio de Asuntos Exteriores explican a ECD que la actualidad política en España, marcada por el llamado ‘caso Bárcenas’, también juega en contra de los intereses del Gobierno a la hora de fijar un encuentro este año entre Rajoy y Obama.

En concreto, aseguran que la Casa Blanca suele ser reacia a recibir a un mandatario cuyo futuro pudiera no estar claro. La amenaza de una moción de censura contra Rajoy (ahora más lejana), y la incertidumbre por las nuevas revelaciones del ex tesorero, han propiciado que desde Washington adopten una posición pasiva a la espera de acontecimientos.

Otros representantes del Gobierno y del PP, sin embargo, aseguran que las informaciones sobre Bárcenas no han influido en la celebración o no de la cumbre, ya que “los verdaderos problemas que han imposibilitado el encuentro venían de antes de este caso”.

Estas fuentes aseguran, además, que “Obama suele reunirse con los nuevos presidentes una vez que han cumplido más de la mitad de la legislatura. Así lo hizo con el griego Samaras y probablemente quiera hacer lo mismo con Rajoy”.

Objetivo: cerrar el encuentro para 2014

Descartada ya la cumbre para 2013, el objetivo del Gobierno es conseguir cuanto antes una fecha en los primeros meses de 2014. Para ello, será esencial establecer conversaciones con el nuevo embajador norteamericano, James Costos.

Desde el Ejecutivo calculan que la llegada del sucesor de Solomont a Madrid puede demorarse al menos un par de meses. Después del verano se iniciarán contactos para intentar “cuadrar agendas” entre ambas administraciones.

Por otro lado, desde el Gobierno y el PP se están preparando visitas a Madrid de diputados y senadores cercanos al equipo de Barack Obama para “allanar el terreno” de cara a una próxima cumbre en Washington.

En Moncloa insisten en que el presidente norteamericano “tiene razones suficientes” para reunirse con Rajoy: “El presidente español ha dado bastantes muestras de amistad con Estados Unidos”.

Se pone de relieve, por ejemplo, las facilidades dadas a EEUU para el despliegue de 500 marines en la base de Morón de la Frontera para formar una fuerza de reacción rápida en África. Ese gesto, aseguran desde el Gobierno, marcó las bases para una cumbre que se producirá ya el año próximo.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··