Viernes 19/01/2018. Actualizado 13:54h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Rajoy no quiere más errores en la campaña: la promesa de 3,5 millones de empleos (Pons) y el debate sobre la gratuidad de la enseñanza (Esperanza Aguirre) han sentado mal en Génova

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Mariano Rajoy ya se ve con un pie en La Moncloa. Sin embargo, no quiere ‘patinazos’ de los miembros de su partido durante la campaña electoral. Así se lo ha hecho saber a su estrecho grupo de colaboradores. Hasta el momento, en el PP se reconocen, al menos, dos errores importantes de comunicación, que no han gustado nada en la planta séptima de la sede nacional en Génova.

Según ha podido saber El Confidencial Digital por fuentes cercanas a la dirección nacional del PP, Mariano Rajoy ha pedido a sus colaboradores más directos que midan sus palabras en sus comparecencias públicas para evitar promesas, que puedan llevar luego al desencanto de la ciudadanía, si transcurridos varios meses tras su llegada al Gobierno no han podido ser alcanzadas.

Es consciente de que los primeros frutos de la recuperación económica aún tardarán tiempo en ser visibles para la sociedad. Por ello, no está dispuesto a dar esperanzas a la población a corto plazo. Y todo ello tiene una explicación. Las promesas se le pueden volver en contra porque calentarán aún más los ánimos en las calles si los ciudadanos no ven satisfechas sus expectativas en poco tiempo.

Uno de estos anuncios fue el que hizo hace unas semanas el vicesecretario general del partido, Esteban González Pons, que declaró que el PP aspiraba a crear 3 millones y medio de puestos de trabajo en la próxima legislatura.

Esta promesa no ha sentado bien al propio Rajoy, y le ha llevado a tomar una importante decisión: ha dado orden de no hacer previsiones de empleo durante la campaña. Tampoco se incluirán cifras sobre creación de puestos de trabajo en el programa electoral.

Considera que se trata de una evolución –la del paro-, que no está en manos de nadie, depende, ante todo, del tiempo que tarde el país en comenzar a crecer significativamente, por lo que es complicado hacer pronósticos porque, casi todos ellos, están destinados a equivocarse.

En el entorno del líder del PP aún se recuerda el ‘fiasco’ de Zapatero en la campaña de las generales de 2008. El todavía presidente del Gobierno prometió el pleno empleo al final de esta legislatura. Tres años y medio después, la tasa de paro supera el 21% de la población activa.

Esperanza Aguirre y la gratuidad de la enseñanza

Tampoco se considera acertado en Génova, según explica a ECD un destacado dirigente ‘popular’, que la presidenta madrileña, Esperanza Aguirre, haya abierto en plena pre-campaña el debate sobre la gratuidad de la enseñanza o no en todas las fases educativas.

Creen que esta batalla entre la Comunidad de Madrid y los docentes se ha convertido en el centro de la atención mediática, siendo portada de los principales diarios nacionales durante varios días consecutivos, y ha eclipsado, en parte, algunos de los mensajes que el propio Rajoy ha lanzado esas jornadas.

 

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··