Lunes 11/12/2017. Actualizado 13:42h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

El miércoles y el viernes, días clave

Rajoy tiene decidido aplicar el 155 y suspender la autonomía de Cataluña

Moncloa da por hecho que el Parlament declarará la independencia esta semana y está preparada para asumir las competencias de la Generalitat

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El 1-O ya pasó, pero no así el desafío secesionista de Cataluña. Carles Puigdemont anunció ayer que notificaría al Parlament los resultados del ‘referéndum’ para “cumplir con la Ley de Transitoriedad”. Es decir, declarar la independencia de Cataluña. Un escenario para el que el Gobierno ya está preparado.

Rajoy valora el 1-O desde La Moncloa. Rajoy valora el 1-O desde La Moncloa.

Según explican a El Confidencial Digital altos cargos del Gobierno, Mariano Rajoy esperaba una declaración como la que finalmente hizo Carles Puigdemont, aunque no por eso renunció a ofrecer diálogo: “Le dio la iniciativa para evitar una nueva confrontación, pero la última palabra la ha tenido el president”.

Ahora, una vez confirmado por el propio Puigdemont que el objetivo es declarar de forma unilateral la independencia en el Parlament, en Moncloa ya preparan la maquinaria para aplicar el artículo 155 de la Constitución e intervenir Cataluña, tal y como estaba previsto desde la semana pasada.

En ese sentido, añaden desde el Gobierno, Puigdemont “no nos deja ninguna otra alternativa y después de que la Fiscalía vaya a por él, nosotros deberemos obrar en consecuencia”.

Los días 4 y 6, marcados en rojo por Moncloa

La duda está ahora en cuándo se reunirá el Parlament para declarar la independencia de Cataluña. Desde el Gobierno se sospechaba que podía ser este mismo lunes, aprovechando que a las cuatro de la tarde hay prevista una Junta de Portavoces. No obstante, y después de escuchar a Puigdemont, no se descarta que se puedan ampliar los plazos.

Por una parte, y con el reglamento del Parlament en la mano, el primer pleno no se podría celebrar hasta el miércoles por la tarde. Una circunstancia que recoge la propia agenda de la Cámara, que anuncia plenos para ese mismo día y para el jueves. Por tanto, el día 4 puede ser otra ocasión para realizar la DUI (Declaración Unilateral de Independencia).

Otro escenario, menos probable, es que Forcadell y Junts pel Sí esperen al jueves para celebrar un pleno en el que Puigdemont exponga los resultados del referéndum y sus argumentos para declarar la independencia, y que esa declaración se vote el viernes 6, coincidiendo con el aniversario de la proclamación del Estado Catalán por parte de Companys.

Esa opción, admiten desde el Gobierno, favorecería que no se tuviera que celebrar un Consejo de Ministros extraordinario y provocaría que los ánimos “estuvieran más calmados”. No obstante, no la descartan del todo porque “en la Generalitat les gustan muchos las fechas simbólicas”.

Reuniones sí, pleno en el Congreso no

Ante este escenario, y a pesar de lo dicho por Mariano Rajoy en su comparecencia en Moncloa, el Gobierno descarta que la comparecencia del presidente en el Congreso, anunciada por él mismo, se produzca esta semana: “No hay plenos en la Cámara e igual lo que se tiene que reunir de urgencia es el Senado”, advierten.

Eso no quita, añaden las mismas fuentes, para que Rajoy contacte con “todos los partidos” para intentar buscar una solución, pese a la amenaza de Puigdemont de la declaración unilateral de independencia en el Parlament.

En este sentido, el presidente del Gobierno tiene previsto hablar con Pedro Sánchez y Albert Rivera y, si la agenda de la Generalitat lo permite, reunirse con ellos. Rajoy quiere conocer de primera mano la opinión de los líderes de PSOE y Ciudadanos, sobre todo “después de que Sánchez se haya vuelto a poner de perfil con el artículo 155”.

Rajoy convocó a su equipo de confianza

Antes de realizar su declaración institucional ante los medios, Mariano Rajoy estuvo pegado durante toda la jornada al televisor y al teléfono, para estar informado de lo que sucedía en Cataluña y también para contactar con los principales líderes políticos tanto en España (Pedro Sánchez y Albert Rivera) como de Europa (Angela Merkel).

Junto al presidente estaban tres ministros: Soraya Sáenz de Santamaría, Íñigo Méndez de Vigo, y Alfonso Dastis. También estaban en Moncloa el secretario de Estado de Administraciones Públicas, Roberto Bermúdez de Castro, el secretario de Estado de Asuntos Europeos, Jorge Toledo; y el jefe de gabinete de Rajoy, Jorge Moragas.

Todos ellos, explican desde Moncloa, estuvieron reunidos a puerta cerrada y consensuaron, junto a Mariano Rajoy, la estrategia del Gobierno de volver a ofrecer diálogo y mantenerse a la expectativa de los siguientes pasos que dé la Generalitat.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··