Jueves 24/05/2018. Actualizado 14:54h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Rajoy intenta aprender un mínimo de 1.000 palabras básicas en inglés para defenderse cuando asista a cumbres internacionales como presidente del Gobierno

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El líder del PP, Mariano Rajoy, lleva un año y medio aprendiendo inglés en su despacho de Génova con un profesor escogido por el coordinador de Relaciones Internacionales de su partido, Jorge Moragas. El objetivo es que aprenda mil palabras básicas.

La finalidad última es que el líder popular se pueda desenvolver con una mínima soltura en las cumbres internacionales y encuentros con mandatarios extranjeros a los que asista como presidente del Gobierno, si finalmente accede a la Moncloa tras los comicios del 20-N.

En total, las clases comprenden tres horas semanales, repartidas en dos días y con un horario (de 08:00 a 09:30 de la mañana) que exige cierta fuerza de voluntad por parte de Rajoy. Hasta el momento, según fuentes populares, el presidente del PP ha sorprendido a Moragas y otros responsables por su constancia: ha sido un alumno aplicado y prácticamente no ha faltado a las clases de inglés.

Los términos más comunes

Los que rodean a Rajoy son conscientes de a su edad -56 años- es difícil que llegue a manejarse con soltura en un idioma extranjero. Lo que se busca con este aprendizaje es que consiga familiarizarse con unas 1.000 palabras en inglés, sobre todo las más comunes dentro del mundo de las relaciones internacionales, para poder mantener breves conversaciones con interlocutores extranjeros.

Consideran que el ejemplo de José María Aznar, que llegó a la Moncloa sin apenas saber inglés, es una buena prueba de que, quien quiere, puede.

Rajoy siempre ha lamentado que de joven no se volcase con la lengua de Shakespeare, cosa que sí ha hecho con sus hijos, a los que lleva al Instituto Británico de Madrid. Con todo, habla francés y, por supuesto, portugués, como se pudo ver la pasada semana en Lisboa en su encuentro con el presidente luso, Aníbal Cavaco Silva, para el que no necesitó la ayuda de un traductor.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··

Lectores El Confidencial Digital

DENUNCIAS DE LOS LECTORES

··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··