Sábado 25/11/2017. Actualizado 01:23h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Defiende a todos sus ministros frente a las acusaciones de corrupción

Rajoy descalifica la moción de censura de Podemos: “Sólo busca dar espectáculo”

El presidente sube por sorpresa a la tribuna tras un discurso de dos horas de Irene Montero. Se adelanta a la intervención de Pablo Iglesias

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Mariano Rajoy ha despejado la duda tan sólo dos horas después de comenzar la moción de censura presentada por Podemos. Después de que la portavoz parlamentaria del partido morado, Irene Montero, dedicada dos horas a atacar al Gobierno y al Partido Popular, el presidente no ha dejado siquiera que pronunciara su discurso Pablo Iglesias y ha subido a la tribuna del Congreso para defenderse.

Mariano Rajoy interviene en la moción de censura. Mariano Rajoy interviene en la moción de censura.

El debate sobre la moción de censura presentada por diputados de Unidos Podemos contra Mariano Rajoy tenía, como principal incógnita, lo que haría el presidente del Gobierno: si intervendría al final de la sesión para responder a Pablo Iglesias y al resto de partidos, o si delegaría esa respuesta a un ministro o al portavoz del Grupo Popular.

Si la semana pasada Cristina Cifuentes decidió no intervenir ante la moción de censura que también le presentó Podemos, en este caso Rajoy ha decidido tomar la palabra en segundo lugar. Tras acabar Irene Montero su discurso de dos horas, en el que ha azotado con dureza al Ejecutivo, Rajoy ha pedido a la presidenta del Congreso intervenir, tal y como le permite el reglamento de la cámara baja.

El presidente, de hecho, ha decidido adelantarse incluso a Pablo Iglesias, que según el guión de la moción de censura iba a intervenir después de Irene Montero. Rajoy ha echado mano de la ironía para descalificar la estrategia de Podemos.

La idea principal que ha trasladado el jefe del Ejecutivo es que Podemos ha hecho un uso “improcedente y caprichoso” del instrumento constitucional diseñado para sustituir a un presidente del Gobierno por otro.

“La única pretensión” de la iniciativa, les ha reprochado Rajoy a los diputados de la bancada de Unidos Podemos, es “el espectáculo”. Si ha sido cáustico para burlarse del discurso de Irene Montero, Rajoy se ha mostrado especialmente burlón con “el señor Iglesias Turrión”, al que ha espetado que “para perder, cualquier candidato vale, incluso usted”.

Vuelve el “fin de la cita” ante la corrupción

El líder del PP ha tenido que salir al paso de la corrupción, el pilar sobre el que Irene Montero había construido su discurso contra el presidente del Gobierno. Mariano Rajoy ha recuperado incluso el “fin de la cita” que tan célebre se convirtió en un debate en 2013 por el caso Bárcenas, para destacar que el pasado mes de octubre, en su investidura, Pablo Iglesias apenas habló de estos casos de corrupción que afectan al Partido Popular.

Rajoy ha sido muy enfático a la hora de defender con contundencia que todos los ministros de su Gobierno no son corruptos, sino personas honradas de la misma manera que presupone que son honrados Irene Montero, Pablo Iglesias y el resto de dirigentes de Podemos.

El presidente del Gobierno incluso ha ido más allá en su crítica a Podemos para analizar su surgimiento a principios de 2014 como un grupo de personas que “vieron la crisis como su gran oportunidad”, y que ahora que mejora la economía, “necesitan las malas noticias como el comer”.

La banca popular se ha mostrado muy activa aplaudiendo con ovaciones cerradas distintos pasajes del discurso de Rajoy, que ha terminado su intervención (de menos de una hora) resumiendo: “España gana y ustedes pierden”, lo que ha puesto en pie a diputados del PP y ministros.

Montero compara al PP con el “búnker” franquista

Rajoy ha utilizado una hora para responder a las dos horas en las que Irene Montero, portavoz parlamentaria de Unidos Podemos, había desgranado las razones de la moción de censura. La número dos de Pablo Iglesias ha sacado su tono más duro para no sólo criticar la gestión de Mariano Rajoy, sino para hacer toda una enmienda a la historia del Partido Popular. Ha llegado a comparar al PP con los militares del “búnker” que durante la Transición se opusieron a las reformas para pasar de la dictadura a la democracia.

Pero la parte más incisiva de su discurso ha sido aquella en la que ha ido desgranando -durante un minuto y medio- los casos de corrupción de los populares, y cómo Mariano Rajoy y destacados miembros del partido, ahora en el Gobierno y en otras instituciones, salieron a negar que su formación política hubiera cometido ninguna irregularidad a raíz del ‘caso Gürtel’.

“Lo que debe hacer un patriota, lo que debe hacer un demócrata es trabajar para echarles a ustedes”, ha argumentado Montero, que también ha llamado al PP “organización para delinquir.

En su réplica a la intervención de Rajoy, Montero ha cosechado más aplausos entre sus diputados, que en el primer discurso de dos horas han estado más apáticos.

El debate sobre la moción de censura presentada por diputados de Unidos Podemos contra Mariano Rajoy tenía, como principal incógnita, lo que haría el presidente del Gobierno: si intervendría al final de la sesión para responder a Pablo Iglesias y al resto de partidos, o si delegaría esa respuesta a un ministro o al portavoz del Grupo Popular.

Si la semana pasada Cristina Cifuentes decidió no intervenir ante la moción de censura que también le presentó Podemos, en este caso Rajoy ha decidido tomar la palabra en segundo lugar. Tras acabar Irene Montero su discurso de dos horas, en el que ha azotado con dureza al Ejecutivo, Rajoy ha pedido a la presidenta del Congreso intervenir, tal y como le permite el reglamento de la cámara baja.

El presidente, de hecho, ha decidido adelantarse incluso a Pablo Iglesias, que según el guión de la moción de censura iba a intervenir después de Irene Montero. Rajoy ha echado mano de la ironía para descalificar la estrategia de Podemos.

La idea principal que ha trasladado el jefe del Ejecutivo es que Podemos ha hecho un uso “improcedente y caprichoso” del instrumento constitucional diseñado para sustituir a un presidente del Gobierno por otro.

“La única pretensión” de la iniciativa, les ha reprochado Rajoy a los diputados de la bancada de Unidos Podemos, es “el espectáculo”. Si ha sido cáustico para burlarse del discurso de Irene Montero, Rajoy se ha mostrado especialmente burlón con “el señor Iglesias Turrión”, al que ha espetado que “para perder, cualquier candidato vale, incluso usted”.

Vuelve el “fin de la cita” ante la corrupción

El líder del PP ha tenido que salir al paso de la corrupción, el pilar sobre el que Irene Montero había construido su discurso contra el presidente del Gobierno. Mariano Rajoy ha recuperado incluso el “fin de la cita” que tan célebre se convirtió en un debate en 2013 por el caso Bárcenas, para destacar que el pasado mes de octubre, en su investidura, Pablo Iglesias apenas habló de estos casos de corrupción que afectan al Partido Popular.

Rajoy ha sido muy enfático a la hora de defender con contundencia que todos los ministros de su Gobierno no son corruptos, sino personas honradas de la misma manera que presupone que son honrados Irene Montero, Pablo Iglesias y el resto de dirigentes de Podemos.

El presidente del Gobierno incluso ha ido más allá en su crítica a Podemos para analizar su surgimiento a principios de 2014 como un grupo de personas que “vieron la crisis como su gran oportunidad”, y que ahora que mejora la economía, “necesitan las malas noticias como el comer”.

La banca popular se ha mostrado muy activa aplaudiendo con ovaciones cerradas distintos pasajes del discurso de Rajoy, que ha terminado su intervención (de menos de una hora) resumiendo: “España gana, y ustedes pierden”, lo que ha puesto en pie a diputados del PP y ministros.

Montero compara al PP con el “búnker” franquista

Rajoy ha utilizado una hora para responder a las dos horas en las que Irene Montero, portavoz parlamentaria de Unidos Podemos, había desgranado las razones de la moción de censura. La número dos de Pablo Iglesias ha sacado su tono más duro para no sólo criticar la gestión de Mariano Rajoy, sino para hacer toda una enmienda a la historia del Partido Popular. Ha llegado a comparar al PP con los militares del “búnker” que durante la Transición se opusieron a las reformas para pasar de la dictadura a la democracia.

Pero la parte más incisiva de su discurso ha sido aquella en la que ha ido desgranando los casos de corrupción de los populares, y cómo Mariano Rajoy y destacados miembros del partido, ahora en el Gobierno y en otras instituciones, salieron a negar que su formación política hubiera cometido ninguna irregularidad a raíz del caso Gürtel.

Lo que debe hacer un patriota, lo que debe hacer un demócrata es trabajar para echarles a ustedes”, ha argumentado Montero, que también ha llamado al PP “organización para delinquir.

En su réplica a la intervención de Rajoy, Montero ha cosechado más aplausos entre sus diputados, que en el primer discurso de dos horas han estado más apáticos.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·