Domingo 27/05/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Batalla campal en las filas socialistas

Rubalcaba maniobra con Madina para quedarse en la presidencia del PSOE y frenar a Susana Díaz

Pactó el martes con el diputado vasco su anuncio de que sólo se presentaría a liderar el partido si votaban todos los militantes. La líder andaluza reaccionó movilizando a los barones a su favor

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El todavía secretario general del PSOE no quiere irse. Ha asegurado que no será “un político jubilado” y es consciente de que eso sólo pasa por pararle los pies a la presidenta de la Junta de Andalucía. Y a ello se ha puesto.

Alfredo Pérez Rubalcaba y Eduardo Madina, en el Congreso. Alfredo Pérez Rubalcaba y Eduardo Madina, en el Congreso.

Alfredo Pérez Rubalcaba, todavía secretario general socialistas, está maniobrando para quedarse como presidente del PSOE y tutelar a quién sea el secretario general del partido. Según desvelan fuentes del partido, Rubalcaba ya intentó la noche electoral pactar con Susana Díaz, presidenta de la Junta de Andalucía y valor en alza dentro del PSOE, quedarse como presidente y dejar a Díaz la Secretaría General.

“La negativa de Díaz forzó a Rubalcaba a idear rápidamente otra alternativa”, explican estas fuentes. El martes, el histórico dirigente socialista ya tenía elegido a quién iba a utilizar para cumplir su objetivo: Eduardo Madina.

El diputado vasco, que el lunes mantenía la necesidad de darle voz y voto a los ciudadanos a través de las primarias pactadas con anterioridad para noviembre, se reunió el martes con Elena Valenciano y el propio Rubalcaba para cerrar el acuerdo: Madina secretario general, Rubalcaba de presidente del partido, y congreso abierto a todos los militantes para frenar el poder de Susana Díaz.

Fase primera

Las palabras pronunciadas el lunes por Madina, “mi esperanza está en las primarias”, quedaron en agua de borrajas. Ahora, el secretario general del grupo parlamentario apuesta por un congreso abierto en el que los 250.000 militantes voten al secretario general. “Con esa idea, dejaba a los pies de los caballos a Susana Díaz porque nadie se va a atrever en el PSOE a decir que las bases no pueden votar. Sería un suicidio”, explican estas fuentes.

El miércoles, el diario El País sorprendió a propios y extraños con una noticia asegurando que hay un “movimiento transversal” en el PSOE que pedía un congreso abierto. “Ese movimiento transversal lo controla Valenciano y la gente de Madina”, insisten fuentes del PSOE.

Siguiente paso

A primera hora de la mañana del miércoles, Madina apareció en el Congreso de los Diputados reuniendo a los periodistas para “anunciarles algo”. En ese momento, Madina cambió el discurso y de primarias abiertas pasó a defender un congreso abierto en el que voten todos los militantes.

Los acontecimientos se precipitaron. César Calderón, gurú de internet del equipo de Valenciano y de Madina, empezó a lanzar en las redes sociales el mensaje nítido: “un militante, un voto”. Curiosamente, borró el mensaje que había ‘movido’ hasta ese momento: “#primariasabiertas”.

Apenas dos horas después de las palabras de Madina en el Congreso, la Ejecutiva del PSOE ya hacía pública su reacción: les sonaba bien y no la descartaban. Poco después, Rubalcaba aseguraba que la llevaría a cabo “si hay unanimidad entre los barones”.

Reacción de Susana

La reacción de Susana Díaz llegó el jueves y de forma contundente. La presidenta de la Junta quiere ahora un congreso “a la andaluza”, es decir, por aclamación y sin que voten los militantes. Rubalcaba negó el jueves por la mañana en una rueda de prensa en el Congreso de los Diputados cualquier pacto con Madina. También aseguró que no será “un político jubilado”.

Mientras tanto, Susana Díaz seguía adelante con su respuesta y puso en marcha la estrategia que le llevó a liderar el partido en Andalucía. Habló con los barones del PSOE y horas después, en la tarde del jueves y en la mañana del viernes, hasta diez líderes regionales socialistas pidieron públicamente que ella se presentara a dirigir el partido porque es la persona adecuada para hacerlo. Sólo Extremadura y Asturias callaron. 

Desenlace final

El pulso entre Rubalcaba y Díaz sigue abierto. Oficialmente, todo está pendiente de que Rubalcaba consulte con los barones si hay unanimidad para celebrar el congreso con los votos de los militantes, como se hizo en Galicia a través de un referéndum, o definitivamente se descarta esa opción y Susana Díaz es aclamada, tal y como ocurrió en su elección en Andalucía.

Eduardo Madina aseguró el miércoles que “el lunes” haría pública su decisión definitiva.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··

Lectores El Confidencial Digital

DENUNCIAS DE LOS LECTORES

··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·