Martes 12/12/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Tomás Gómez sostiene que en las primarias se está dirimiendo el modelo de partido: “En el PSM hace mucho que no decidimos nosotros nuestros candidatos”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Tomás Gómez opina que, del resultado de las primarias con Trinidad Jiménez, depende el modelo de partido que se va a imponer en el PSOE, y en concreto que sean los militantes quienes toman las decisiones y no el aparato.

El secretario general de los socialistas madrileños afirmó, en un desayuno informativo, que con el mantenimiento de su candidatura, frente al intento de imponer a Trinidad Jiménez, estaba “defendiendo la dignidad” del PSM. “Hace mucho que no decidimos nosotros nuestros candidatos”.

El líder del PSM fue presentado por José Andrés Torres Mora, ex jefe de gabinete de Zapatero, y asistieron, entre otros, Nicolás Redondo, Juan Barranco, Javier Gómez Navarro, Joaquín Almunia, Virgilio Zapatero y José Barrionuevo. De la ejecutiva federal sólo se vio a Álvaro Cuesta. Otras caras conocidas eran Paca Sahuquillo y Peridis, además del empresario Arturo Fernández y de Enrique Cerezo.

Tomás Gómez tuvo una intervención bastante plana en cuanto al tono, en la que llamó a Esperanza Aguirre “extremista”, “fundamentalista”, “radical” y “anarquista de derechas”. Estuvo mejor cuando pasó a desgranar algunas de sus propuestas. En la parte leída no citó ni a Rodríguez Zapatero ni a Trinidad Jiménez. Y mejoró más en el turno de preguntas, aunque sin dar grandes titulares.

Aludiendo a su difícil entrevista con Zapatero, aunque sin citarla, afirmó que un día se planteó abandonar o seguir, pero vio que no podía dejarlo. Preguntado cuándo ocurrió eso contesto que “hace nada”, y a la cuestión de si fue en La Moncloa yo no respondió.

Sobre si detrás de su candidatura estaba Alfonso Guerra, afirmó que su candidatura era “una decisión colectiva de los socialistas madrileños”, que había merecido, eso sí, el visto bueno de personas como Guerra, Rodríguez Ibarra, Gregorio Peces Barba…

Se mostró absolutamente en contra de privatizar el Canal Isabel II. “Lo vamos a impedir”, afirmó, en los juzgados y con los ayuntamientos. Reconoció que “tener el aparato del partido enfrente no es lo mejor”. Proclamó su lealtad al PSOE, pero precisando que “lealtad no es sumisión”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··