Viernes 25/05/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Los encontronazos entre Unió y Convergència van a más. Al currículum falso de la vicepresidenta se suma ahora una protesta por la actitud autoritaria de Durán i Lleida

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

División en el partido que gobierna en Cataluña. Los miembros de Convergència, la facción más potente de la formación, se han quejado a Artur Mas de la actitud autoritaria que ejerce el líder de Unió, Josep Antoni Duran i Lleida. No aguantan su arbitrariedad en Madrid.

La polémica comenzó hace unos días con la noticia sobre el currículum de la presidenta del ‘Govern’. Joana Ortega dijo ser psicóloga sin tener el título. Las quejas obligaron a que tuviera que pedir una disculpa en público.

Durante los últimos días, las disputas internas han subido de tono. Según ha sabido El Confidencial Digital, el centro de las críticas es ahora el portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran i Lleida, de quien dicen que “actúa como un jeque árabe, sin dejar espacio para la autocrítica e imponiendo su postura”.

Altos cargos del partido han expresado al presidente de la federación, Artur Mas, sus quejas por la actitud de Duran i Lleida en determinados asuntos. El principal: las cuestiones de política exterior.

Duran es el portavoz de la comisión de Exteriores, en la que también se encuentra Jordi Xuclá, diputado de CiU. Hace unos días, el partido recibió una invitación para acudir a un acto de la fundación Konrad Adenauer y se acordó que Xuclá viajara en representación del partido. Éste no podía asistir y propuso que la elegida fuera la senadora Coralí Cunyat.

Cuando Duran conoció esta decisión, explican las fuentes consultadas por ECD, protestó de tal forma ante sus compañeros de partido que CiU tuvo que anular la presencia de un miembro de la formación en el acto.

La escena es una anécdota, explican las fuentes consultadas por este confidencial, pero es “la gota que ha colmado el vaso de la paciencia” de algunos miembros del partido. Hay quien reconoce que no soporta trabajar con Duran y que sus imposiciones les hacen sentirse muy incómodos.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··

Lectores El Confidencial Digital

DENUNCIAS DE LOS LECTORES

··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··