Viernes 20/10/2017. Actualizado 20:33h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Actos de acoso en varias ciudades

Vox alerta a sus dirigentes tras la paliza a la presidenta en Cuenca

La dirección ha recomendado a sus cuadros y militantes que aumenten la precaución sobre todo cuando vayan solos por la calle

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Es el último y el más grave, pero no es el único caso: la agresión que Inma Sequí, portavoz de Vox en Cuenca, ha provocado la reacción de los dirigentes del partido que lidera Santiago Abascal ante los actos violentos de acoso.

Inma Sequí, tras su agresión, con Santiago Abascal. Inma Sequí, tras su agresión, con Santiago Abascal.

La líder del partido en la provincia de Cuenca sufrió una paliza a manos de tres personas que la esperaron en la puerta de su casa y la golpearon al grito de “¡fascista!” hasta provocarle varias fracturas y heridas. El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, calificó los hechos como un atentado y llegó a ofrecer a la agredida protección policial.

La agresión ha provocado una fuerte conmoción dentro de Vox, además de una gran indignación, explican fuentes del partido. Pero también, conforme pasan los días, se ha extendido el mensaje de que deben tener cuidado para evitar ser víctimas de un atentado similar.

Mensaje extraoficial desde la cúpula

Según afirman a El Confidencial Digital fuentes de la dirección de Vox, en estos días han recomendado a sus dirigentes más conocidos en las distintas ciudades y provincias de España que tenga más precaución, eso sí, “dentro de la normalidad” y sin llegar a caer en el miedo.

No se trata, explican dirigentes del partido, de que hayan enviado ninguna circular ni ninguna instrucción oficial. Se trata de que en estos días, en los encuentros, conversaciones telefónicas e intercambio de mensajes por WhatsApp entre miembros de la cúpula y dirigentes provinciales y locales, muchos de ellos para comentar esta agresión a Inma Sequí en Cuenca, se ha trasladado el mensaje de que los dirigentes y militantes más conocidos de Vox deben tener presente este hecho para evitar, en la medida de los posible, ser objeto de un ataque.

“No creemos que esta agresión vaya a ocurrir de forma generalizada en otros lugares, pero sabemos que hay gente con mucho odio”, comenta un dirigente nacional de Vox. Otro afirma que tras la agresión a Sequí, que la llevó a estar ingresada en el hospital, han empezado a “andar con más precaución, ir más atentos”, aunque sobre todo “poniendo sentido común”.

Por ejemplo, entre los cuadros de Vox se ha alertado de que cuando mayor cuidado deben tener es cuando vayan solos por la calle: así fue como ocurrió la agresión a su presidenta en Cuenca. “En un mitin, hay más gente y es más complicado a priori que haya agresiones”, afirman fuentes del partido.

Goteo de episodios violentos

De todas formas, la dirección nacional de la formación que lidera Santiago Abascal señala que la paliza a Sequí es el caso más grave y el último, pero no es el único incidente que han sufrido. Por ejemplo, en un mitin del propio Abascal en Sevilla varios radicales lanzaron piedras de grandes dimensiones.

También han sufrido acoso afiliados de base en distintas ciudades como Córdoba, Almería y Gexto (Vizcaya), mientras estaban repartiendo propaganda o con mesas informativos. Radicales violentos de extrema izquierda han acudido a hostigarlos, amenazarlos o volcarles las mesas en estos episodios violentos que precedieron a la paliza a su presidente en Cuenca. “El tema de la seguridad es algo que nos tendremos que replantear”, concluye un miembro de la dirección nacional de Vox tras estos sucesos violentos de los que han sido objeto en los últimos meses.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·