Lunes 11/12/2017. Actualizado 18:51h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Los socialistas valencianos se preparan para unas primarias ‘calientes’. Ximo Puig ficha a Miguel Sebastián para enfrentarse a Francesc Romeu

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Faltan casi dos años para las elecciones autonómicas, pero en el PSPV ya se perfilan dos candidatos a las primarias para elegir a su cabeza de lista. La estrategia del secretario general, Ximo Puig, se basa en construir un programa económico solvente con la ayuda de personas de prestigio. Su único rival declarado por el momento, el portavoz Francesc Romeu, confía en los deseos de cambio de la militancia socialista.

El Partit Socialista del País Valencià empieza a moverse para encarar los próximos comicios autonómicos, que en principio se celebrarán en mayo de 2015. Está previsto que los socialistas elijan a su candidato en elecciones primarias, cuya fecha (que aún está por fijar) ya ha sido objeto de discusión en el seno del partido.

Además, el PSPV está recibiendo una crítica permanente: son muchas las voces que reclaman un programa ilusionante y concreto que no se limite a “oponerse a todo cuanto haga o diga el PP”, según afirma un diputado socialista a El Confidencial Digital.

La misma fuente explica que su partido “tampoco debería presentarse como mera comparsa en un tripartito con Compromís y Esquerra Unida”, en el que incluso no cabe descartar que Compromís tenga más diputados que los socialistas.

Miguel Sebastián en el equipo económico de Puig

Programa y nombres para presentarse como un equipo solvente son la apuesta de Ximo Puig. “La improvisación socialista no es un tópico, sino un estilo que nos ha acompañado muchas veces”, comentan las fuentes consultadas. “La economía es la principal preocupación de los votantes, por lo que hemos de estar fuertes en esa parcela”.

Puig pretende reforzar el argumentario del PSPV en cuestiones económicas, pero ha tardado más de lo que deseaba en articular un equipo que esté dispuesto de verdad a colaborar, sin reticencias a “salir en la foto”. Los sondeos pronostican un batacazo de los socialistas valencianos, tal vez el mayor de su historia, y eso explica las dificultades para anunciar nombres propios.

Para presentar una imagen de rigor y experiencia, el líder del PSPV ha creado un Consell Nacional Econòmic para el que ha fichado al ex ministro de Industria Miguel Sebastián, que asesorará a los socialistas en lo que resta de legislatura.

En el equipo económico de Puig también figuran Enrique Guerrero, eurodiputado y ex asesor de Pedro Solbes, o Aurelio Martínez, ex conseller, que en un principio iba a ejercer de coordinador, pero que tras su nombramiento en la Fundación del Valencia C.F. dará un apoyo menos visible.

Otros nombres que suenan para este equipo económico son Andrés Pedreño, Andrés García Reche, Jordi Palafox y Francisco de Paula Pons.

Romeu tratará de imponerse como el candidato de la renovación

El vicesecretario y portavoz del PSPV, Francesc Romeu, ya confirmó su intención de presentarse a las primarias del partido, que por otra parte pretende adelantar. Esgrimiendo el lema “los socialistas somos el pueblo”, Romeu se postula como el candidato “renovador” frente al “continuismo” de Ximo Puig.

Hasta la fecha, Romeu cuenta con menos apoyos que Puig y con apenas ha conseguido reunir un equipo sólido. El portavoz confía más en la renovación y los deseos de cambios que en rostros conocidos o con ex altos cargos socialistas.

Compromís “juega al escondite” con el PSPV

Ya son notorios los acercamientos entre los socialistas, Compromís y Esquerra Unida para ir ensayando lo que puede ser un tripartito en la Comunidad Valenciana.

Sin embargo, el líder de Compromís, Enric Morera, ha desconcertado al afirmar que lo la opción que ve “más factible” es un pacto entre PP y PSOE tanto en la Comunidad Valenciana como a nivel nacional.

Es previsible que un número considerable de votantes socialistas se decanten por votar a Compromís, para “castigar” al PSPV, pero ese trasvase de votos puede echar para atrás a no pocos si la oferta es que los socialistas gobiernen con Compromís.

El “juego al escondite” de Morera puede pasarle factura, según explica a El Confidencial Digital un experto en comunicación política. Todo apunta a que “los ciudadanos van a pensar mucho el voto en las elecciones autonómicas y municipales de 2015, y “cabriolas” políticas como las que ha hecho ahora Morera generan desconfianza y cierto desprecio en los votantes.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··