Sábado 21/10/2017. Actualizado 01:01h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

El Ejecutivo fue denunciado este jueves ante el TC

Las alegaciones del Gobierno en su guerra judicial contra el Congreso

Moncloa defiende la incomparecencia en las sesiones del control amparándose en un informe jurídico elaborado desde Presidencia. Vea el documento

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El conflicto de atribuciones entre el Gobierno y el Congreso ha llegado, finalmente, al Tribunal Constitucional. La Cámara Baja presentó el jueves denuncia contra el Ejecutivo al entender que, durante la última legislatura, y pese a estar en funciones, incumplió con su obligación de someterse al control parlamentario. Moncloa, por su parte, tiene preparada ya su defensa.

Soraya Sáenz de Santamaría y Mariano Rajoy. Soraya Sáenz de Santamaría y Mariano Rajoy.

El pasado mes de abril, y ante las discrepancias existentes entre el Congreso y el Gobierno sobre la obligación de un Ejecutivo en funciones de someterse a un control parlamentario, la Cámara Baja inició los trámites para presentar un conflicto de atribuciones ante el Tribunal Constitucional.

Para ello, la Mesa del Congreso, con Patxi López a la cabeza, convocó un pleno en el que se votó a favor de esta iniciativa y, a continuación, realizó un requerimiento previo al Gobierno para que autorizara la presencia del presidente en funciones, Mariano Rajoy, y de los ministros, en una sesión de control.

Un mes después, ya a principios de mayo, el Ministerio de Presidencia envió una respuesta a ese requerimiento en la que, amparándose en artículos de la Constitución y en diferentes leyes y sentencias, dejaba claro que no se había saltado la Carta Magna y que, además, se estaba actuando conforme a la jurisdicción española.

Ahora, y tras la denuncia del Congreso al Gobierno presentada ayer mismo ante el Tribunal Constitucional, Moncloa se prepara para la guerra judicial que se avecina. Según explican a El Confidencial Digital altos cargos del Ejecutivo, “hemos hecho un escrito de alegaciones, que se asienta en nuestra propia doctrina jurídica”.

Los argumentos del Gobierno

Las mismas fuentes reconocen que esas alegaciones tienen como base principal toda la legislación a la que se hizo referencia el pasado mes de mayo en la respuesta enviada al Congreso. ECD ha tenido acceso a ese escrito, en la que el Gobierno da los siguientes argumentos para no someterse al control parlamentario:

--“La forma de gobierno parlamentario, prevista en la Constitución, se basa en la existencia de una relación de confianza entre el Gobierno y las Cortes Generales, tal como establece el Fundamento Jurídico Tercero de la reciente Sentencia 81/2012, de 18 de abril del Tribunal Constitucional. Dicha confianza se otorga mediante la investidura por parte del Congreso de los Diputados a un candidato a la presidencia del Gobierno, en virtud de lo establecido en el artículo 99 de la Constitución”.

--“Como consecuencia del otorgamiento de dicha confianza, y sólo cuando ésta existe, el Gobierno responde solidariamente ante el Congreso de los Diputados mediante los mecanismos de control establecidos en el propio texto constitucional y desarrollados por el Reglamento de la Cámara.

Así, las cosas, y tras el cese de Mariano Rajoy y los miembros de su Gobierno tras las elecciones del 20-D, todos ellos “dejan de ejercer sus funciones en virtud de la confianza depositada en el Presidente como consecuencia de la investidura otorgada por el Congreso de los Diputados”.

De esta forma, “pasan a ejercer una obligación ex lega que evita la vacatio en el despacho ordinario de los asuntos públicos y que, al mismo tiempo, impide al Ejecutivo en funciones adoptar decisiones de orientación política, tal y como señalan las Sentencias del Tribunal Supremo de 20 de septiembre y 2 de diciembre de 2005 y de 28 de mayo de 2013”.

El Gobierno recordará sus comparecencias

Además de diseminar los diferentes argumentos jurídicos que justifican el no sometimiento al control parlamentario, Moncloa recordará que, a pesar de no existir la citada “relación de confianza” entre el Gobierno cesado y las Cortes, tanto el presidente en funciones como varios de sus ministros sí han comparecido en la Cámara, tanto en el pleno como en las comisiones parlamentarias.

En concreto, recuerda las siguientes intervenciones:

--La de Mariano Rajoy, ante el Pleno de la Cámara, para informar sobre el contenido de los asuntos tratados en el Consejo Europeo celebrado en Bruselas los días 17 y 18 de marzo. Dicha comparecencia se celebró el 6 de abril.

--La de José Maniuel García-Margallo, ante la Comisión de Asuntos Exteriores, para informar con carácter previo sobre el contenido de los asuntos que se tratarán en el Consejo Europeo de los días 17 y 18 de marzo. La comparecencia se celebró el 17 de febrero .

--La de Cristóbal Montoro ante la Comisión de Hacienda y Administraciones Públicas, para informar sobre las medidas adoptadas en relación con las Comunidades Autónomas en aplicación de la Ley Orgánica 2/2012, de 27 de abril, de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera. Dicha comparecencia se celebró el 7 de abril.

--La de Luis de Guindos ante la Comisión de Economía y Competividad, para informar sobre el Programa de Estabilidad y las relaciones económico-financieras con Cuba, con la comparecencia del 19 de abril.

-- La de Fernando Eguidazu, secretario de Estado para la UE, ante la Comisión Mixta para la Unión Europea, para informar con carácter previo sobre el contenido de los asuntos que se tratarán en el Consejo Europeo de los días 17 y 18 de marzo. Dicha comparecencia tuvo lugar el 16 de marzo.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·