Lunes 11/12/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Se introducirá durante el debate en el Congreso

Los insultos y la apología de la violencia en redes sociales serán castigados con penas de cárcel

La reforma del Código Penal establecerá grados de gravedad en esa conducta y el delito provocará la inhabilitación para desempeñar tareas educativas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Gobierno quiere acabar con los mensajes que incitan el odio y la violencia en las redes sociales y, para ello, ha impulsado una serie de enmiendas, que serán defendidas por el PP, para que el nuevo Código Penal tipifique como delitos este tipo de conductas. El Ejecutivo, incluso, pretende sancionar con cárcel los mensajes más graves.

Enaltecimiento del terrorismo en Twitter. Enaltecimiento del terrorismo en Twitter.

Según explican a El Confidencial Digital fuentes de la dirección del Grupo Popular en el Congreso de los Diputados, el PP ya ha presentado una batería de propuestas para castigar las conductas relativas a la discriminación, incitación al odio, a la violencia o la xenofobia a través de las redes sociales.

En concreto, el objetivo es penalizar “el enaltecimiento de estas conductas”, que, en los casos más graves, pueden traer consigo una pena de cárcel. No obstante, matizan las fuentes consultadas, el acusado, en la mayoría de las ocasiones, podrá sustituir la entrada en prisión con el pago de una importante multa.

Para determinar las penas en función por este tipo de delito, el PP propondrá en el Congreso la creación de niveles de gravedad, que quedarán claramente especificados en el articulado final del nuevo Código Penal.

Inhabilitación para tareas educativas

Por último, el Gobierno tiene decidido que cualquier persona que sea condenada por este delito de incitación a la violencia a través de las redes sociales quede inhabilitada para ejercer cualquier profesión u oficio educativo. Es decir, que “nadie que haya puesto una barbaridad en Twitter pueda ejercer la enseñanza”.

En ese sentido, cabe recordar que el Ejecutivo ya consiguió incluir, el pasado mes de diciembre, una enmienda de adición, presentada por el Partido Popular, en la que se incluye, en un primer apartado, la orden de inhabilitar a terroristas en todo lo que tenga que ver con la docencia.

El objetivo, por tanto, es que todas las personas que inciten al odio o a la violencia a través de Internet tengan la misma inhabilitación que los terroristas.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··