Lunes 18/12/2017. Actualizado 11:26h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

La ‘movil-adicción’ de Zapatero va a más: el presidente usa su teléfono para consultar con amigos y con periodistas de a pie y saltarse así el cerco del equipo de La Moncloa

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Lo cuentan quienes conviven a diario con el presidente del Gobierno. José Luis Rodríguez Zapatero ha aportado una notable novedad respecto al modo de proceder de sus predecesores, Felipe González y José María Aznar: utiliza el teléfono móvil a todas horas. Y lo usa para chequear la opinión de la calle.

Uno de los primeros en desvelar detalles sobre la forma de trabajo de Zapatero en La Moncloa fue Javier Valenzuela, ex director de Información Internacional en Presidencia del Gobierno que acompañó durante dos años al presidente en las visitas al exterior. En su libro ‘Viajando con ZP’ describió el peculiar modo de ejercer el mando por parte del político leonés, y en concreto la importancia que da a los sistemas para contrastar continuamente cómo se valora lo que hace.

Según datos recabados por El Confidencial Digital, nada ha cambiado, dos años después. Para ese contraste, Zapatero se sigue sirviendo de determinadas personas, no relacionadas entre sí, con las que contacta por teléfono con frecuencia para conocer sus opiniones.

En ese núcleo figuran: el círculo familiar (su padre, su hermano Juan, su primo materno José Miguel), los asesores oficiales u oficiosos (José Enrique Serrano, Bernardino León, Alfredo Pérez Rubalcaba), un grupo de consejeros extraoficiales (Miguel Barroso, Miguel Sebastián, José Andrés Torres Mora, José Luis Zárraga), y algunos miembros del Gobierno (José Blanco, Trinidad Jiménez, Carme Chacón) y del partido (José Antonio Alonso, Leire Pajín).

Pero hay más. Aparte de esa pléyade de consejeros, Zapatero cuenta con un sanedrín particular e informal, al que acude de forma habitual para testar el impacto social y popular de sus decisiones, declaraciones, gestos y medidas políticas.

Contacta con ellos a través del móvil y les interroga sobre todo tipo de cuestiones: desde el eco que ha tenido una entrevista concedida a una televisión, hasta el impacto de un acuerdo del consejo de ministros. Y llama de forma imprevista, a cualquier hora.

Los que trabajan a su lado admiten que, de esta forma, el presidente intenta “escapar del círculo oficial que le rodea. Zapatero no quiere quedarse aislado de la realidad, y por eso se salta a propósito el cerco de La Moncloa, que no pocas veces intenta controlar al presidente”.

Sobre la identidad de esos ‘consultores particulares y externos’, se explica que en general se trata de “personas anónimas”. No son gurús de fama internacional, ni analistas, ni sabios o expertos en determinada materia. Son gente que está en la calle, hombres y mujeres pegados al terreno; alguno de ellos no precisamente ‘de izquierdas’, pero que un día se ganó la confianza del presidente.

ECD ha podido confirmar, por ejemplo, que entre esas personas se encuentran varios periodistas actualmente en activo, quienes se expresan con total franqueza en sus improvisadas y constantes conversaciones con Zapatero.

Según los testimonios recogidos, el político leonés insiste en querer conocer, sin intermediarios, las quejas de la calle. Acepta las críticas y, en ocasiones, rectifica. Y una de las cosas que valora, de esa red de consejeros anónimos, es que le aportan ‘otras sensibilidades’.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··