Lunes 23/10/2017. Actualizado 14:03h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Las ocurrencias de Bibiana Aído, la última, la de “ponerse tetas”, están cansando a destacados miembros del Gobierno: creen que les está perjudicando

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Las caras de estupor que pusieron miembros del Gobierno como la vicepresidenta segunda, Elena Salgado, o el titular de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, o el de Educación, Ángel Gabilondo, escuchando a Bibiana Aído hablar de “las tetas”, fueron buen reflejo de la impresión negativa que merece la ministra de Igualdad entre una parte de sus compañeros.

Tras haber proclamado que los fetos de trece semanas “no son seres humanos”, la última ocurrencia de Aído, la afirmación de que las niñas de 16 años pueden abortar lo mismo que pueden “ponerse tetas”, cayó como una bomba entre los ocupantes del banco azul.

Fuentes próximas al Gobierno cuentan a El Confidencial Digital que las salidas de la ministra de Igualdad están empezando a cansar en el seno del Gabinete. Una de ellas, precisamente la inclusión en la ley de aborto de la posibilidad de que chicas de 16 años puedan abortar sin conocimiento de sus padres, pero también otras meteduras de pata. Cirujanos plásticos ya han hecho oír su protesta por el modo de hablar de la ministra con lo de “ponerse tetas”.

Algunos ministros piensan que Aído les está perjudicando políticamente, porque sus propuestas y su lenguaje pueden ser entendidos en determinados sectores, pero en realidad se trata de ámbitos reducidos y hasta marginales, mientras que, por el contrario, con sus salidas les aleja del perfil medio de los votantes del PSOE.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·