Domingo 24/06/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

A pesar de la sentencia de la Gürtel

La moción de censura aparca en el PP el debate sobre la sucesión de Rajoy

Abordarlo provocaría una guerra interna sin precedentes. El presidente retrasa a diciembre la designación de candidatos para autonómicas y municipales

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

En plena situación de catarsis en el Gobierno y en el PP por la sentencia de la Gürtel y la moción de censura presentada por Pedro Sánchez, Rajoy y la dirección nacional del partido tienen claro que, a día de hoy, lo que corresponde es aplazar cualquier tipo de debate sucesorio. Por eso, se descarta un congreso extraordinario. Y las candidaturas a municipales y autonómicas no se conocerán hasta diciembre.


Mariano Rajoy. Mariano Rajoy.

Según explican a El Confidencial Digital dirigentes nacionales del PP, la hoja de ruta de Rajoy, respecto a los próximos desafíos electorales, estaba decidida ya antes de la moción de cesura, de la sentencia de la Gürtel e, incluso, antes de la aprobación de los Presupuestos: “El presidente sabía de antemano que, pasara lo que pasara, tanto en el Congreso como en la Audiencia Nacional, no es el momento de anunciar nada”.

En el PP esperaban, en ese sentido, que el desbloqueo a las cuentas anuales de 2018 provocaría la activación de la maquinaria electoral del partido, que Rajoy ya quiso poner en marcha tras la convención nacional de Sevilla, y que quedó aplazada sine die por el estallido del caso Cifuentes.

Ni candidaturas a las municipales y autonómicas...

Las repercusiones internas de la filtración del máster de la presidenta madrileña y de las grabaciones en el Eroski, aseguran desde Génova 13, han sido claves para que el presidente haya decidido aplazar cualquier decisión sobre las candidaturas a las autonómicas y municipales. “Se demostró que hay una lucha interna en el partido y nombrar a alguien ahora es quemarlo”, dicen.

En ese sentido, las fuentes consultadas recuerdan que, tras la caída de Cifuentes, los ataques se han dirigido ahora a Pablo Casado. E, incluso, se ha reactivado la guerra entre Soraya Sáenz de Santamaría y María Dolores de Cospedal por hacerse con el poder territorial de Madrid. Una deriva que ha convencido a Rajoy de cambiar de planes.

El presidente, aseguran desde su entorno, tiene claro que “todo lo que está saliendo”, en contra de importantes dirigentes del partido, “viene de fuego amigo”. Y, por tanto, la elección de los cabeza de lista, sobre todo en “lugares clave”, provocaría que esa persona “pasara a convertirse en objetivo número uno para nuevos ataques”.

Así las cosas, añaden desde la dirección nacional del PP, las candidaturas “más importantes” del partido no se decidirán “hasta diciembre”, e incluso, “ya después de las Navidades”. En todo caso, señalan, Génova irá confirmando cabezas de lista, sobre todo en ayuntamientos, cuya continuidad “se da por hecha” desde hace tiempo.

… ni debate sucesorio de Rajoy

Desde la dirección del PP confirman que, si el debate sobre las candidaturas a las municipales y autonómicas se pospone siete meses, el de la sucesión de Mariano Rajoy, directamente, no tiene fecha. “Eso no se va a abordar, como pronto hasta después de esos comicios de 2019”, aseguran.

Añaden que, pese a la sentencia de la Gürtel y a la amenaza de que la moción de censura de Pedro Sánchez prospere, la dirección nacional del partido no se plantea, “ni mucho menos”, un congreso extraordinario para elegir nuevo presidente... y candidato a las próximas generales.

Entre otras cosas, porque en el PP aún confían en que el Gobierno Rajoy no caiga como consecuencia de la censura. Ven muy difícil que el PNV renuncie a unos Presupuestos que no se aprobarían si hay disolución de las Cortes, y creen que Ciudadanos no apoyará a un Sánchez que quiere gobernar antes de convocar nuevos comicios.

Además, añaden desde Génova, en el caso de que finalmente hubiera elecciones, éstas no serían inmediatas, tal y como aseguró el viernes el líder socialista: “Podría aguantar un año como mínimo”, por lo que el PP no estaría obligado a elegir cabeza de lista a unas hipotéticas generales hasta entonces.

Sobre la continuidad de Rajoy, los dirigentes consultados no quieren aventurar nada: “El debate parecía cerrado con la aprobación de los Presupuestos, pero se ha reabierto definitivamente. Los acontecimientos marcarán una decisión que es exclusiva del presidente”.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··

Lectores El Confidencial Digital

··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·