Viernes 20/10/2017. Actualizado 07:31h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

El tijeretazo llega a las embajadas: videoconferencias en vez de reuniones, no al cambio de coches, reducción sustancial de los gastos de mantenimiento

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Si el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación ha sido tradicionalmente “la cenicienta” de la administración española, la política gubernamental de recortes se está haciendo notar especialmente en estos últimos meses en el departamento dirigido por Miguel Ángel Moratinos.

En los últimos tiempos, estas son algunas de las políticas de austeridad aplicadas por el Ministerio para ahorrar

--Impulso de las videoconferencias en lugar de reuniones con presencia física. Las videoconferencias se hacen desde cuartos especialmente habilitados en el Ministerio para ello, y aun cuando las personas que intervienen (por ejemplo, desde Moncloa y Exteriores) estén en Madrid.

--Los coches oficiales, hasta ahora, seguían una pauta para su reemplazo: cien mil kilómetros o cinco años de uso, momento en el cual cada jefe de legación, en el caso de consulados y embajadas, solicitaba el cambio. Ahora se ha optado por sobrepasar estos límites por otros sin determinar.

--Las embajadas han recortado sus gastos de mantenimiento. Algunas de ellas se han visto obligados a recortarlos por encima del 50%, en cuestiones como jardinería, mobiliario, climatización, alarmas, etc.

--A las distintas legaciones, desde el Ministerio sólo se les envía lo que hay en stock hasta que se agote. Por ejemplo, si desde una embajada se pide una cubertería o un servicio de café, se le puede mandar, si la hay. Pero no se mandan toallas o sábanas que haya que bordar o adminículos que haya que comprar.

--Los diplomáticos no son obligados a viajar en “low cost”, pero sí en clase turista, orden que ha alcanzado incluso a la mayor parte de embajadores en la práctica. Desde el Ministerio se insiste en buscar la ruta más barata, aunque implique hacer escalas. En ocasiones, se le insiste al diplomático en que replantee su ruta de vuelo para abaratarla.

--El propio ministro ha cambiado sus hábitos de vuelo. Por tradición, en viajes largos y rutas por varios países, utilizaba uno de los dos grandes Airbus de que dispone el Gobierno para este tipo de viajes. Ahora, en cambio, privilegia el uso de la flotilla de aviones Falcon, de mucho menor tamaño y menor coste por kilómetro.

Exteriores, en definitiva, suma y sigue en su política de recortes. En este sentido, cabe recordar que embajadas y consulados vieron mermados en un 25% -véalo aquí- sus presupuestos para organizar las recepciones de la Fiesta Nacional, los embajadores han visto recortados también sus gastos de representación y los diplomáticos sus dietas, y la presidencia de turno de la UE -véalo aquí- también ha sido especialmente austera en publicidad y ‘merchandising’.  

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·