Lunes 18/12/2017. Actualizado 11:26h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Seguridad

Psicosis de inseguridad tras los últimos atentados en París y Londres

Antidisturbios desplegados en playas españolas

El Gobierno decide enviar a patrullar en las zonas turísticas efectivos de las unidades de intervención

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Durante los últimos años, el Estado Islámico ha marcado en rojo en el calendario los meses de verano. Niza y Túnez son los sangrientos precedentes de unos terroristas que, este 2017, han adelantado su propia campaña estival a junio, con los recientes atentados en París y Londres. En España, el Ministerio del Interior está diseñando un plan de seguridad que implica a los antidisturbios.

Las playas de Benidorme están llenas de bañistas durante los meses de verano Las playas de Benidorme están llenas de bañistas durante los meses de verano

Según confirman a El Confidencial Digital altos cargos policiales, el departamento que dirige Juan Ignacio Zoido tiene claro que, de cara al verano, se hace imprescindible aumentar la “presencia policial” en puntos que puedan convertirse en objetivos de los terroristas. Por eso, además de los refuerzos previstos en aeropuertos y estaciones, se enviarán más efectivos a zonas turísticas.

Las fuentes consultadas recuerdan que el Estado Islámico está demostrando, en las últimas semanas, que ha fijado como objetivo atacar en zonas de gran afluencia de visitantes, como el London Bridge de Londres o los Campos Elíseos de París. Y, por ese motivo, “es imprescindible ampliar el número de agentes en esos lugares”.

Antidisturbios en las playas

Así las cosas, Interior tiene previsto desplegar a un gran número de agentes, durante los meses de verano, en los principales puntos de interés turístico del país. Grandes ciudades como Madrid y Barcelona verán incrementada la presencia policial, pero también las zonas costeras con gran afluencia de turistas en época estival.

El refuerzo de la seguridad en las ciudades, explican desde la Policía Nacional, es “más sencillo” al contar con diferentes unidades y una plantilla mucho más amplia. Por tanto, añaden, el mayor reto se da en pequeños municipios costeros que, sin embargo, soportan grandes aglomeraciones de personas durante estos meses.

Para garantizar la seguridad en esas localidades, que disponen de “apenas una comisaría”, Interior ha dado orden de enviar a agentes antidisturbios de las diferentes unidades de intervención policial: “Se van a movilizar a 200 efectivos de todas las UIPs, incluida la Unidad Central de Intervención, y la Unidad de Prevención y Respuesta”.

Se busca un efecto disuasorio

Las fuentes consultadas por ECD reconocen que recurrir a los antidisturbios para “vigilar playas y puntos turísticos” obedece, principalmente, a “problemas de personal”, debido al déficit de plantilla en algunos puntos estratégicos del país. No obstante, la Policía ha decidido hacer “de la necesidad virtud” y desplegar a unos agentes preparados para intervenir en situaciones de conflicto.

En ese sentido, desde el Cuerpo Nacional recuerdan que los integrantes de las UIP están “perfectamente capacitados” para actuar en cualquier momento en el que se produzca una “crisis” en un espacio abierto. Por tanto, tendrían poder de reacción ante cualquier posible ataque terrorista.

Por otra parte, añaden, la presencia de los antidisturbios en puntos turísticos de las grandes ciudades, y también en zonas cercanas al mar por todo el país no solo supone un “extra” de seguridad, sino también un claro “efecto disuasorio” para los terroristas: “La mera presencia de estos agentes en playas, paseos marítimos o monumentos hará que los islamistas se lo piensen dos veces”.

Los dos tipos de ataque del ISIS

La movilización de los antidisturbios se realizará, sobre todo, en zonas costeras, aunque sin olvidar las tareas de refuerzo en las grandes ciudades. Todo ello, teniendo en cuenta que los terroristas del ISIS “atacan indistintamente”, tanto en la playa como en capitales.

Desde la Policía recuerdan, en este sentido, que los últimos atentados de los islamistas han sido en París y Londres, pero eso no quiere decir que se hayan olvidado de la costa: dos de sus atentados más sonados se produjeron en Niza el año pasado, con el atropello masivo de turistas en el paseo marítimo; y en Túnez, con el ataque con armas de fuego a turistas en la playa.

Con estos antecedentes, el Ministerio del Interior trabaja para garantizar la seguridad de los turistas. De hecho, tal y como se informó en estas páginas, ya ha reservado una partida presupuestaria para abonar las horas extra de los policías que realicen servicios especiales durante este verano.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··